:::: MENU ::::

19 ago. 2016

  • 19.8.16
Un mes después del incendio que destruyó la fábrica de Ybarra en Dos Hermanas, grandes máquinas y un total de quince operarios trabajan desde esta misma semana en el derribo y retirada de todos los restos que fueron pasto de las llamas en el incendio ocurrido el pasado 16 de julio con la intención de que en unas ocho semanas, como mucho, la zona se encuentre totalmente despejada.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

La imagen del interior de la fábrica de Ybarra es, por supuesto, muy distinta a la habitual antes del incendio, pero también muy diferente a la que le sucedió días después, ya que, además de personal que sigue trabajando en la misma en las oficinas que quedaron en pie, en unas casetillas portátiles instaladas en una de sus explanadas preparan las fórmulas de los productos que estos días se elaboran ya en otras empresas con la que Ybarra ha llegado a un acuerdo.

La labor que queda por delante es ingente, ya que el cemento y el hierro, además de otros materiales destruidos por el fuego, se acumula por montañas, pero operarios de una empresa de chatarrería trabajan a destajo primero para retirar todo el hierro y metal que formaban parte de las naves destruidas, y luego será ya el turno de las que se lleven todos los escombros, con la idea, según han informado fuentes de Ybarra, de que en unas ocho semanas, como muy tarde, toda la parte destruida por el fuego quede totalmente limpia.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Será a continuación cuando por parte de la empresa se tome la determinación de ver si las nuevas instalaciones se levantarán sobre el mismo lugar que la fábrica ocupa ahora en la carretera de Isla Menor, en Dos Hermanas, o, por el contrario, se ubica en uno de los dos espacios que el Ayuntamiento nazareno le ha ofrecido en sendos polígonos industriales de la ciudad. Aunque todo apunta a que permanecerán en el mismo lugar.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos