:::: MENU ::::

31 ago. 2016

  • 31.8.16
La Policía Nacional ha detenido a tres miembros de una misma familia, dos hombres y una mujer, tras ser sorprendidos con tres vehículos cargados con tomates que presuntamente habían robados en una finca de Dos Hermanas, y que vendían luego en distintos mercadillos de la zona, pudiendo causarse efectos nocivos sobre la salud debido a que éstos habían sido tratados con productos fitosanitarios.



Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, un agricultor de la localidad sevillana de Dos Hermanas avisó a la Policía Nacional a través del 091 de que había sufrido un robo en su finca, donde tres personas le habían amenazado para llevarse varios cientos de kilos de tomates que cargaron en tres vehículos.

Con los datos aportados por el hortelano, los agentes que se encontraban patrullando la zona desplegaron un dispositivo para localizar los vehículos implicados en el robo, que permitió rápidamente la localización de los tres coches cargados con los tomates que acababan de sustraer. Los automóviles fueron interceptados y se detuvo a las tres personas que los conducían, todos ellos miembros de una misma familia.

La fruta intervenida, que iba a ser distribuida en los mercadillos de la localidad sevillana y de otras localidades cercanas, se había sometido en los últimos días a un tratamiento con fitosanitarios que la convertía en tóxica y no apta para el consumo, por lo que su venta al público suponía un riesgo para la salud pública.

Desmantelados varios almacenes clandestinos

Tras los arrestos, los investigadores comprobaron que en el barrio de Cerro Blanco de Dos Hermanas donde residían los detenidos, estos, junto con otros vecinos, habían construido de manera ilegal varios almacenes clandestinos donde almacenaban fruta -melones y sandías, además de tomates- procedente de robos en explotaciones agrícolas para posteriormente venderla de forma ambulante.

Dado que esta fruta tenía un origen ilícito, y además la mayor parte de ella había sido tratada con productos tóxicos, se puso en marcha un dispositivo que se saldó con el desmantelamiento de estos almacenes ilegales y la intervención de más de cuatro toneladas de tomates, sandías y melones no aptos para el consumo.

La operación, que aún continúa abierta a fin de esclarecer algunos robos cometidos en fincas de Dos Hermanas y localidades próximas, se ha llevado a cabo por agentes de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana y del Grupo de Investigación de la Comisaría de Dos Hermanas, que han contado con la colaboración del Ayuntamiento y de la Policía Local del municipio nazareno.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos