:::: MENU ::::

9 oct. 2016

  • 9.10.16
Una auténtica marea rosa ha recorrido en la mañana de este domingo algunas de las principales calles de Dos Hermanas con motivo de la celebración de la VI Marcha contra el Cáncer de Mama que ha organizado la Junta Local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Un éxito que busca concienciar a todos los nazarenos de un problema que afecta a una parte importante de la población.



En realidad, se ha vivido una auténtica fiesta este domingo, pero lo suficientemente contenida como para pensar no sólo en una mañana reivindicativa, sino también en las cientos de personas en Dos Hermanas que sufren algún tipo de cáncer. Las protagonistas en esta ocasión han sido las mujeres que sufren o han sufrido cáncer de mama, muchas de las cuales quisieron sumarse a esta marcha, siempre con las lógicas precauciones motivadas por su propio estado físico.



Y, entre todos los participantes, una persona se encontraba especialmente orgullosa, Dolores Rangel, la presidenta de la Junta Local de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), quien resaltaba durante la Marcha que habían superado todas las expectativas, ya que algunos días antes de su convocatoria ya se habían agotado las seiscientas camisetas que se encargaron con el diseño y lema de este año, y a las que se unieron unas 150 más; es decir, en torno a 750 personas -todo un récord en Dos Hermanas- se sumaron a este jornada de marcha y de convivencia.



Entre las personas que acudieron a la convocatoria se encontraba el concejal de Participación Ciudadana, Salud y Consumo, Juan Antonio Vilches, y el de Juventud, Juan Pedro Rodríguez, además de uno de los impulsores de la misma, el ex futbolista del Real Betis Balompié, David Rivas, quien ha sufrido en su propio seno familiar esta maldita enfermedad.



Tras salir desde la Plaza del Arenal y recorrer las calles Nuestra Señora de Valme, Plaza de la Constitución, La Mina, Plaza del Emigrante, Romera, Avenida de Andalucía, Carlos I y Avenida de los Pirralos, todos se concentraron de nuevo en la plaza que se encuentra justo detrás de la Parroquia del Rocío, donde se vivió una jornada de convivencia en la que se pudieron degustar algunos alimentos y bebidas.

Por tanto, todo un éxito de esta nueva convocatoria que demuestra que Dos Hermanas es cada vez más consciente de la importancia que supone poner todos los medios disponibles, tanto de forma individual como colectiva, para tratar de luchar contra una de las enfermedades más duras que debe afrontar la sociedad actual.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos