:::: MENU ::::

10 oct. 2016

  • 10.10.16
A primeros de diciembre de 2017 el Grupo Ybarra Alimentación espera que su nueva fábrica, la que se ubicará en el Polígono Aceitunero, pueda estar ya en funcionamiento y con todos sus trabajadores de nuevamente integrados, según ha informado el presidente de dicha empresa, Antonio Gallego, tras firmar este lunes con el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, el convenio que contempla una permuta de terrenos.



Este lunes, día 10 de octubre, se ha formalizado en el Ayuntamiento de Dos Hermanas la firma del Convenio que contempla la permuta de los terrenos que el Grupo Ybarra posee en la Carretera de Isla Menor, en la que se ubicaba una fábrica que quedó destruida por un tremendo incendio el pasado mes de julio, por otros nuevos propiedad del Consistorio nazareno que se encuentran en el Polígono Aceitunero.

La firma ha sido suscrita por el alcalde de Dos Hermanas y por el presidente del Grupo Ybarra Alimentación, además de por el secretario municipal. Óscar Grau, y, por parte de dicha empresa, por Íñigo Afán de Ribera Ybarra, Francisco Viguera del Pino y María del Carmen Rodríguez Gonçalves.

Con ello se da formalidad a la anunciada permuta de terrenos y al hecho, ya confirmado, de que una de las empresas más importantes de cuantas se encuentra radicadas en suelo nazareno continúe en el mismo a pesar, como ha destacado el propio Antonio Gallego, de las importantes ofertas que tras el incendio ha recibido de otras localidades de la provincia de Sevilla y de Córdoba, especialmente de una de ellas para ubicarse en Alcolea del Río.



El convenio supondrá que Ybarra reciba un terreno de propiedad municipal dentro del Polígono Aceitunero -en concreto en una zona ubicada junto al edificio que levantó empresa Movand-, con unos 98.000 metros cuadrados de superficie, mientras que el Ayuntamiento obtendrá 76.000 metros cuadrados del espacio afectado por el incendio, quedando fuera de este acuerdo la zona de los edificios que ocupan las oficinas y el laboratorio que no resultaron afectados por las llamas.

Y la verdad es que tanto por parte municipal como de Ybarra se ha mostrado este lunes la plena satisfacción por dicho acuerdo y por el hecho de que la empresa dedicada a la producción de aceites, salsas y mayonesas continúe en suelos de Dos Hermanas, ciudad con la que mantiene lazos de unión históricos. Y, sobre todo, por el compromiso del grupo de alimentación de mantener los puestos de trabajo con los que contaba cuando se produjo el fatídico incendio del pasado 16 de julio.

Para hacer posible la firma del convenio, tanto el Ayuntamiento nazareno como Ybarra han tenido que cumplir con una larga y complicada serie de trámites, ya que ha habido que actualizarse a la legislación actual, pero que tras superarse en tiempo récord ha sido elevado ya a escritura pública.

Si todo marcha como se prevé, en unos treinta días se colocará, de forma simbólica, la primera piedra sobre los terrenos de la nueva fábrica, que, según explicó Antonio Gallego, entrará en funcionamiento en los primeros días de diciembre de 2017, con una factoría que contará con un sistema de producción muy similar al que tenía en suelos de la anterior fábrica, pero, lógicamente, más modernizados.



Ello le permitirá mantenerse como una de las empresas de alimentación más importantes del país y del ámbito internacional. Y es que el Grupo Ybarra Alimentación, que se encuentra participada en un 50% por la familia Gallego, propietaria de la empresa Migasa, igualmente ubicada en Dos Hermanas, cuenta con 17 fábricas en Andalucía, con un total de 1.100 trabajadores en plantilla, es compradora del 60% de la producción de aceite de girasol de Andalucía y del 15% de toda la producción de aceite de oliva mundial.

En cuanto a las salsas y mayonesas, Migasa es la tercera compañía en producción de estos productos, con una demanda que no ha caído -e incluso Antonio Gallego ha indicado que ha aumentado- a raíz del incendio ocurrido el pasado mes de julio. "Nosotros estamos en estos momentos fortaleciendo la línea Ybarrra y la verdad es que no damos abasto con la producción. Afortunadamente, el consumidor de nuestros productos se ha mantenido fiel a nosotros", dijo este lunes el presidente de dicha empresa.

Tras el incendio, Ybarra ha trasladado a tres plantas distintas su producción, para mantener la demanda, en las que ha conseguido recolocar a 47 de sus 200 empleados (el 25% del total), mientras que el resto ha sido afectado por un ERTE que concluirá, como así han asegurado, dentro de poco más de un año y con todos sus trabajadores de nuevo en plantilla.

Y para cuando ya se encuentre en funcionamiento en el Polígono Aceitunero, uno de los proyectos que piensan llevar a cabo es la construcción de un viaducto que enlace con la sede de Migasa, ubicada en línea recta a algo más de un kilómetro de distancia, lo que evitará muchos de los problemas actuales en cuanto al tránsito de aceites.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos