:::: MENU ::::

17 dic. 2016

  • 17.12.16
El Pleno del Ayuntamiento de Dos Hermanas aprobó este viernes una moción del Grupo Socialista, que fue respaldada por todos los partidos con representación municipal (Sí Se Puede, PP, Ciudadanos e IU), por la que se rechazan las manifestaciones realizadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, contra Andalucía, y en la que se pide al Gobierno del PP un nuevo modelo de financiación.



En la moción del Grupo Socialista, que defendió su portavoz, Agustín Morón, se recoge que Andalucía ha vuelto a ser objeto recientemente de descalificaciones y ataques por parte de un dirigente político, en este caso por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, quien afirmó que los madrileños pagan la sanidad y la educación de los andaluces, sumándose así a una larga lista ya de dirigentes políticos "que han mirado hacia nuestra tierra con desprecio".

En concreto, Cristina Cifuentes afirmó en la Asamblea de Madrid el pasado 17 de noviembre de 2016 que los madrileños están pagando 3.000 millones de euros “para que los andaluces tengan sanidad y educación”, declaraciones que, según el PSOE nazareno, "hacen imprescindible" el pronunciamiento de este Ayuntamiento por tres razones: "En primer lugar, porque se trata de un menosprecio a los andaluzas y andaluces por parte de la primera autoridad de una comunidad autónoma; en segundo lugar, porque las declaraciones se realizan en sede parlamentaria; y, en tercer lugar, porque sus palabras revelan un profundo desconocimiento del sistema a través del que se financian las comunidades autónomas, y, además, se sitúan frente a los principios constitucionales más elementales".

El Grupo Socialista recoge en su moción que el andaluz es un pueblo "trabajador, que se gana día a día su presente y pelea por tener mejores oportunidades en el futuro, y nunca nadie nos ha regalado nada", y ha recordado que España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, "donde se configura un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad", que se encuentra organizada territorialmente en comunidades autónomas, concretándose la distribución de sus recursos en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA).

Esta Ley establece que todos los españoles accederán a los servicios públicos esenciales en condiciones de igualdad con independencia del lugar en que se viva, y señala que el Estado debe promover el equilibrio económico y la convergencia territorial. "Sin embargo", añade, "la financiación autonómica no garantiza la suficiencia de recursos a las Comunidades Autónomas y provoca injustificables diferencias existentes en territorios, ya que la diferencia entre la comunidad mejor financiada y la peor financiada es de 922 euros por habitante. La aplicación del actual modelo no garantiza la igualdad de todos los españoles y perjudica a Andalucía", Comunidad que según el PSOE nazareno ha dejado de percibir en los seis años de vigencia del actual modelo un total de 4.672 millones de euros".

Nuevo modelo de financiación

Agustín Morón señaló que manifestaciones como las de Cifuentes se genera confusión sobre el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas, que proceden de los impuestos que recaudan y de los fondos, de los cuales el Fondo de Garantía -el principal- tiene como objetivo dotar a los territorios de los recursos suficientes para cubrir los servicios públicos fundamentales.

Este fondo se alimenta con el 75% de los ingresos tributarios de las comunidades y con una aportación adicional del Estado, y se reparten siguiendo unos criterios con el fin de garantizar que todos los ciudadanos puedan acceder de igual modo a los servicios públicos con independencia de donde vivan.

Cada comunidad contribuye a ese fondo en función de los tributos que recauda, "así que es totalmente falso que los 3.000 millones de euros que aporta Madrid financien la sanidad y la educación de los andaluces. Esa cantidad se destina al Fondo de Garantía para toda España, no sólo para Andalucía", al tiempo que añade que la financiación que recibe Andalucía "no llega ni para cubrir nuestro gasto en servicios públicos fundamentales", faltándole 2.564 millones de euros para financiar sólo los servicios públicos fundamentales, "y eso a pesar de ser más eficientes y tener un gasto por habitante más baja que la mayoría de Comunidades Autónomas".

El Grupo Socialista plantea, por tanto, que se está ante un modelo caducado "que genera desigualdad y cuya incorrecta aplicación ha desembocado en un descontento generalizado que ha hecho que se tensen las relaciones entre los diferentes territorios del Estado. Sin embargo, esto no justifica las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid contra los andaluces y andaluzas".

Por tanto, consideran los socialistas nazarenos que "es el momento de abordar un nuevo modelo de financiación autonómica con diálogo y altura de miras, basado en los principios de "suficiencia, equidad, autonomía, corresponsabilidad y lealtad institucional".

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos