:::: MENU ::::

30 dic. 2016

  • 30.12.16
Estrella Guzmán va a pasar en año y medio de ser la persona que encabezó las listas del grupo que irrumpió con más fuerza en el Ayuntamiento tras las Elecciones Municipales de mayo de 2015, a verse forzada a marcharse de Sí Se Puede (SSP) Dos Hermanas y convertirse en concejal no adscrita. Y todo por no consentir, como ella misma ha confesado en esta entrevista, que dos grupos trataran de controlar a SSP.



- ¿Tiene conocimiento oficial de su expulsión del Grupo municipal SSP?

- No. Es cierto que me llamó Chema García Chía antes de las Navidades para comunicarme que me iban a expulsar del Grupo, pero de momento no tengo constancia oficial de esta cuestión.

- ¿Cuál es su situación entonces en estos momentos?

- Pues es que aún no sé si formo parte todavía, o no, del Grupo Sí Se Puede. Es más, al Pleno de este viernes no sé si voy como concejal de Sí Se Puede o como no adscrita.

- ¿Qué es lo que ha pasado desde que se conformó el Grupo municipal de Sí Se Puede hasta hoy en el que se anuncia su expulsión del mismo?

- Pues que desde el comienzo hubo una lucha por el control del Grupo. En principio, dos grupos, no demasiado grandes, intentaron hacerse con el control, y me refiero al Consejo Ciudadano de Podemos Dos Hermanas, que no es todo Podemos sino una pequeña parte, y al colectivo 15M de Montequinto, que tampoco es el 15M entero, cuando Sí Se Puede se dijo que iba a ser una formación abierta a todas las corrientes e incluso a independientes. Al principio se celebraron unas asambleas muy complicadas para decidir qué órganos iban a ser los que controlaran o coordinaran a Sí Se Puede, que resolvieron anunciando la creación de una 'Asociación Sí Se Puede' que no se llegó a crear finalmente, por lo que el órgano de control fue el que se creaba entre el Consejo Ciudadano de Podemos y el 15M de Montequinto. El resto se quedó aislado. A partir de ahí, claro que yo era un problema, pero sobre todo porque no admitía esta situación de ninguna manera porque quedaba fuera todo lo demás.

- Usted procedía del 15M de Montequinto.

- Sí, y yo he estado mucho tiempo con el 15M de Montequinto, y también con el de Dos Hermanas, que se ha dispersado. Aunque es curioso que ahora tengo más contacto con el 15M a nivel estatal.

- La impresión desde fuera es que en ningún momento se le ha visto a gusto en el Grupo municipal.

- Es que eso ocurrió desde el primer día. Bueno, incluso antes de las Elecciones Municipales ya se daban esos problemas sobre qué grupo lo coordinaría. Yo nunca admití eso. Y creo que no es cabezonería, sino lo que yo estuve pregonando y predicando durante toda la campaña electoral.

- ¿Quiere decir que Podemos Dos Hermanas es quien trata de controlar Sí Se Puede?

- No Podemos Dos Hermanas, sino el Consejo Ciudadano. Y, claro, ahora se da la circunstancia de que al grupo llegan dos miembros del Consejo Ciudadano [Inma del Pino y Chema García Chía], que, unidos a Luca García, lleva a la conclusión de que este Consejo se ha quedado con el Grupo municipal.

- Ha pasado ya mucho tiempo, pero desde el mismo inicio del curso municipal se denotaban diferencias notables entre usted y el resto de sus compañeros. Por ejemplo, el día de la toma de posesión como concejales, la fórmula elegida por usted fue una y la de los otros concejales del Grupo, otra.

- Claro, es que yo no aceptaba la que ellos pronunciaron ["Prometo acatar la Constitución hasta que el pueblo decida cambiarla"], porque creo que hay que dejar estas cuestiones a la individualidad de las personas. Y ya avisé que yo lo haría por imperativo legal, pero no por otro motivo.

- ¿Y por qué se sentó durante la interpretación del Himno de España?

- Fue un impulso. Lo que sí puedo asegurar es que no estaba preparado. Se trató además de algo que no llegamos a hablar entre nosotros, como tampoco sabía que en ese acto iba a sonar el himno. Recuerdo que lo hablé, ya a toro pasado, con Alejandro Lomas, y ambos reconocíamos que era algo que no se había hablado. El caso es que me salió así. Me acordé de tantas cosas que me han hecho sufrir y que me partían el alma, que me dije: ¿Qué hago de pie? Pero ya digo que fue algo impulsivo, que no estaba preparado.

- ¿Y lo de no aparecer en la fotografía con todos concejales fue algo también impulsivo?

- No. Lo de la foto ya se lo había comentado yo a Heri Rodríguez, porque no quería salir en una imagen junto a un equipo de gobierno que ni siquiera nos daba un sitio para formar parte, por lo menos, de su junta. Hay una cosa además que no acabo de comprender: después de una Junta de Gobierno, ¿cómo es posible que yo me tenga que enterar por la prensa de los asuntos que se tratan?

- ¿Se siente defraudada por cómo es el Ayuntamiento por dentro y por la labor que pueden llevar a cabo los grupos de la oposición?

- No. Ya sabíamos lo que iba a pasar, que, por otra parte, es lógico, ya que enfrente tenemos a un partido con mayoría absoluta, de forma que podemos presentar todo lo mejor del mundo para Dos Hermanas que al final lo que resulte es lo decidan ellos. Algo que entiendo perfectamente. Pero, al margen de esto, desde el Ayuntamiento sí se puede trabajar por el bienestar de las personas. Con todo, veo cierto costumbrismo. Yo, por ejemplo, ya hubiese incumplido la Ley de Estabilidad Presupuestaria. ¿Que me pueden llevar ante un tribunal? Pues que me lleven, pero lo importante es hacer algo por el bien del pueblo. ¿Para qué estamos aquí, para cumplir leyes que son injustas? Yo mantengo que si hemos llegado nosotros es para hacer algo diferente.

- ¿Piensa que su labor hasta ahora en el Ayuntamiento ha sido útil?

- Hay algo en lo que me siento contenta, y es que cada vez hay más gente en contacto conmigo queriendo hacer cosas. Y eso sí lo hemos logrado en este tiempo.

- Una vez que pase a ser concejal no adscrita, ¿sabe si podrá contar con un lugar físico dentro del Ayuntamiento donde trabajar?

- No lo sé, pero es que sería algo injusto y sobre lo que voy a alegar en el nuevo Reglamento interno del Ayuntamiento, porque no tendré un lugar donde atender a la gente que quiera venir a verme. Pero, vamos, siendo necesario, tampoco me preocupa mucho, porque cuando me reúno con vecinos y asociaciones, soy yo quien se traslada a donde estén, o bien nos vemos en un parque o una plaza. En cualquier caso, estoy viendo que la persona que fue la segunda más votada para la Alcaldía de Dos Hermanas va a tener que hacer las reuniones... no sé dónde.

- En la rueda de prensa en la Sí Se Puede anunció esta semana su expulsión del Grupo, Luca García, actual portavoz, enumeró una serie de motivos por los que entendía, al margen de la consulta realizada a la militancia, que usted debía ser expulsada, y entre los que se encontraba el hecho de que nunca había estado dentro del proyecto.

- Es su opinión. Yo podría decir que no conozco a Luca García, que jamás le vi, ¡y mira que estuvimos años en la calle! Sólo apareció en las primeras asambleas cuando surgió Podemos, luego desapareció y ya volvió para las Municipales. Y la verdad es que podía haber explicado cuál era su proyecto.

- Le acusan igualmente se haber renegado de Podemos y del 15M de Montequinto.

- Yo no he renegado del 15M. Decía antes que yo ahora tengo más contacto con el 15M y las plataformas de afectados por la vivienda que antes. El 15M de Montequinto me nombró persona non grata, y es curioso que sea yo la única.

- Alegan además de que su actitud ha dañado el proyecto de Sí Se Puede.

- El de ellos, sí. No lo he permitido. Cierto. Que dos grupos se quedaran el proyecto de Sí Se Puede no lo he dañado, lo he cortado..., pero creo que se me ha ido de las manos, porque ahora sí que se lo han quedado de verdad.

- Han afirmado de usted de que ha incumplido el código ético.

- ¿En qué parte? Siempre me ha quedado esa duda, pero como no nos comunicamos, pues no lo sé. Yo, por supuesto, no he incumplido el código ético, siempre lo he respetado.

- Aseguran de usted que no ha rendido nunca cuentas como concejal.

- Eso es falso. Todo lo que hago lo voy poniendo en el blog de vez en cuando y he mantenido reuniones en distintos lugares. Lo que ha pasado es que no he ido a los juicios que organiza un grupo.

- Dicen que ha desoído las peticiones de colectivos, entre ellos el 15M de Montequinto, para que entregue su acta de concejal.

- Eso sí es cierto. No he hecho ni caso porque no voy a entregar nunca mi acta de concejal. Ese acta no es de ellos, sino el resultado de unas Elecciones Municipales, y ahora mismo está a mi nombre y no la voy a entregar. Yo sé que hay personas detrás que la quieren, que son los que más insisten, pero tendrán que esperar dos años y medio más, presentarse, que les voten y que pasen por lo que hemos pasado nosotros. Es más, a mí la gran mayoría no me la ha pedido y, por otra parte, si me voy defraudaría a la gente que me ha apoyado.

- También le acusan de falta de transparencia en cuanto a sus retribuciones.

- Desde el primer instante hablamos dentro del Grupo que de que dos concejales estarían con media liberación, mientras que los otros dos recibirían las dietas por asistir a comisiones, y así ir rotando cada año. ¿Quiere decir que yo estoy cobrando algo más de lo que me corresponde?, porque, por ejemplo, Luca García se encuentra en la misma situación que yo el año pasado. Y ¿por qué no me denuncia?

- ¿Qué va a ser de Estrella Guzmán a partir de que se formalice su expulsión?

- Pues una concejal que va a seguir tratando de cumplir con el programa con el que concurrimos a las Elecciones, porque sigo creyendo en él, sólo que a partir de ese momento lo voy a hacer con total libertad ya que tendré la oportunidad de llevar asuntos al Pleno, defenderlos yo misma y reunirme con quien quiera. Además, ya no se me podrá acusar de reunirme con un sindicato con el que está mal visto encontrarse, podré hacerlo con otros colectivos, con otras mareas, comenzar a llevar proyectos que van en otra línea, como el de la autosuficiencia, la soberanía alimentaria, la autogestión, las cooperativas... Y lo que de verdad espero es que ya que Sí Se Puede me ha echado del Grupo, que, por favor, no me hagan perder más tiempo.

- ¿Cómo ve el futuro de Podemos Dos Hermanas?

- ¡Uf! ¿Futuro?, ¡qué va!..., bueno, aunque creo aún se puede recuperar, sólo hay que esperar a que pase Vistalegre II para ver cómo queda la situación. Pero en Podemos Dos Hermanas lo que habría que esperar es a que se celebraran nuevas elecciones al Consejo Ciudadano. El caso es que hay mucha gente que no quiere ser de una corriente o de otra, sino del Podemos del principio, y en esa situación me encuentro yo. Pero, claro, es que hemos dejado muy mala imagen, ha sido horrible, y es algo que hay que arreglar porque la gente se está yendo.

FRANCISCO GIL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos