:::: MENU ::::

8 dic. 2016

  • 8.12.16
El presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha solicitado al Gobierno central "celeridad" en la revisión de la 'Regla de gasto' de las administraciones autonómicas o locales, además de "flexibilidad" para poder invertir el superávit correspondiente a los presupuestos de 2016 en políticas de empleo.



El presidente de la FAMP- ha salido así al paso de los últimos acontecimientos en torno a la financiación de las Comunidades autónomas y las entidades locales, tras las reuniones que en estos días se han producido de la Comisión Nacional de Administración Local y del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

De entrada, Villalobos ha saludado con cautela el anuncio de la creación de una Comisión cuatripartita, formada por representantes de la Administración Central, las Comunidades Autónomas, las Entidades Locales y la Autoridad Fiscal Independiente (AIREF), que estudiará una nueva fórmula para establecer la regla de gasto y el techo de gasto.

En ese asunto, el presidente de la FAMP considera que el Ministerio "está actuando con tibieza y ambigüedad a la hora de solucionar los temas candentes de las entidades locales, porque solo fija en la CNAL un grupo de trabajo para analizar la interpretación de la regla de gasto, sin concretar fechas, mientras que Ayuntamientos y diputaciones lo que necesitamos es celeridad, porque la posible autorización del gasto de superávit del año próximo, por ejemplo, tenemos que conocerla cuanto antes".

En ese sentido, Villalobos ha defendido "la flexibilización del techo de gasto y un modelo de regla de gasto basado en el presupuesto aprobado y no en el presupuesto liquidado, es decir, 'una formulación que no penalice el superávit ni la buena gestión".

Además ha reclamado, en relación con el silencio del Gobierno a las demandas municipales de reinversión del superávit de entre 4.000 y 5.000 millones anuales, "que nos dejen gastar el superávit que tenemos en políticas de empleo y sociales, entre otras, porque es nuestro ahorro y lo que necesitan nuestros municipios son políticas que fomenten el empleo de forma directa".

En relación con el anuncio de estudiar la regla y el techo de gasto, el presidente de la FAMP considera que "si esa comisión cuatripartita se constituye en enero y se fija un nuevo enfoque del techo y la regla de gasto para finales de 2017, eso significará que los presupuestos de las corporaciones locales para el año que viene, que ahora se están elaborando, estarán condicionados de forma muy restrictiva por la tasa de referencia que estamos utilizando para hacerlos, concretamente del 2,2%".

"Lo que resulta ineludible en estos momentos es que el Ministerio flexibilice precisamente esa regla de gasto para los que cumplimos, porque con eso es con lo que adquiriríamos mayor autonomía a la hora de elaborar los presupuestos. No pedimos más ingresos, sino poder gastar el total de las transferencias incondicionadas que nos llegan, algo que ahora nos impide esa regla de gasto", ha puntualizado el presidente de la FAMP.

"Somos la única Administración cumplidora en deuda pública", añadió, "ya que hemos llegado este año a los objetivos del 3% fijados para 2020, con cuatro años de adelanto; tenemos superávit desde 2013, por lo que aportamos al cómputo total de España medio punto del PIB; cumplimos con el techo de gasto y pagamos en plazo a los proveedores; o con otras palabras, no te pueden castigar por ser cumplidor".

"Divide y vencerás"

En torno al resultado obtenido en los dos cónclaves, el máximo responsable de la FAMP opina que "resulta muy evidente, si miramos las conclusiones de ambas reuniones, cómo el gobierno central, a través del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, está practicando la vieja argucia del divide y vencerás".

Dicha estrategia ministerial "resulta clara", según Villalobos, "porque de una parte, a las entidades locales nos traslada silencio en la reunión de la CNAL a nuestra petición de poder aplicar el superávit de este año y, además, hacerlo en políticas de empleo; y de otra, ayer mismo, a las CCAA sí que les ofreció el gobierno un balón de oxígeno para poder gastar 4.000 millones más en 2017, colocando el objetivo de déficit en el 0,6% en lugar del 0,5% fijado inicialmente".

Frente a esa manera de actuar del Gobierno central, el presidente de la FAMP ha dejado clara la postura de que "aun intentando generar enfrentamiento entre los dos niveles de gobierno más cercanos a la gente -CCAA y Ayuntamientos y diputaciones-, el Ministerio no conseguirá su objetivo de dividirnos, sino que nos tendrá enfrente y ejerciendo nuestras reivindicaciones como las administraciones más cumplidoras con el objetivo de déficit".

En esa misma línea, el presidente de la FAMP ha señalado que resulta "inaceptable que hayamos sido las corporaciones locales y las CCAA las que hayamos soportado el 95% del recorte del gasto público entre 2011 y 2015, frente al nimio 5% que ha tenido que ajustar la administración central, lo que da idea de que Madrid está trucándonos el reparto de la baraja de recursos financieros que deberíamos recibir las diferentes escalas de gobierno".

"Mientras que Bruselas otorga en 2016 y 2017 un margen extra de déficit del 1,2% de su PIB, el Ministerio no relaja sus objetivos con CCAA y Ayuntamientos y se guarda todo ese margen para la administración central", ha remarcado el responsable de FAMP.

"Si el Gobierno vuelve a ningunear a Ayuntamientos y Diputaciones en el nuevo marco de distribución presupuestaria del conjunto del Estado, la FAMP apostará fuertemente por celebrar la Asamblea de la FEMP que ya ha dejado entrever el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias para acordar medidas concretas y contundentes frente a la actitud del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas", concluyó.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos