:::: MENU ::::

1 dic. 2016

  • 1.12.16
El BSR Vistazul consiguió el pasado fin de semana su tercera victoria consecutiva dentro del Grupo Sur de la Primera División de la Liga de Baloncesto en Silla de Ruedas, esta vez durante su visita a la cancha del BSR Cocemfe Puertollano, por el resultado final 57 a 64. Se trata de la tercera victoria consecutiva del conjunto nazareno, que busca el ascenso de categoría.



Da la sensación que puede parecer fácil, pero nada más lejos de la realidad. Una plantilla compensada en todos sus puestos y, sobre todo, mucho trabajo y esfuerzo hacen que los nazarenos sean un conjunto muy complicado de batir por cualquiera de sus rivales.

La segunda victoria fuera de casa esta temporada costó bastante más de lo que refleja el marcador después de disputarse los cuarenta minutos. Tras los primeros compases entre ambos equipos, los locales hicieron su juego y martillearon constantemente el aro sevillano con tiros a media distancia sin obtener una respuesta adecuada por el club de Dos Hermanas.

Así, el 18-12 con el que acabó el primer cuarto no hacía presagiar nada bueno. De hecho, en los segundos diez minutos del choque las alarmas se encendieron al conseguir los de Ciudad Real una renta de 12 puntos. Con mucha garra los visitantes redujeron las distancias antes del descanso con un esperanzador 33-28 en contra.

Tras el paso de los vestuarios se vio la mejor versión del BSR Vistazul. Una constante presión a toda cancha asfixió al BSR Cocemfe Puertollano y los nazarenos poco a poco se metieron de lleno en la lucha por la victoria.

Los últimos diez minutos, con 43-45 a favor de los visitantes, fue de infarto para todos, porque los árbitros de la contienda, L.M. González-Mohino y V. Camacho, decidieron con sus controvertidas decisiones intervenir en el juego no permitiendo que las diferencias fueran demasiadas.

A pesar de estos inconvenientes, el conjunto sevillano se centró en seguir haciendo su defensa y con un gran acierto en los instantes finales pudo salvar el encuentro y ganarlo por siete puntos de diferencia.

Francis Almagro, entrenador de BSR Vistazul, se mostró “bastante contrariado” por la “pésima primera parte que hicimos”, aunque alabó “la buena reacción del equipo a pesar de las mal actuación arbitral”.

No habrá más Liga hasta el próximo 17 de diciembre, a las 19:00 horas, en lo que será el último choque del año. Será en el Pabellón Pepe Ot de Dos Hermanas ante el Fundación Integra Alcorcón.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos