:::: MENU ::::

27 ene. 2017

  • 27.1.17
El Centro Cultural La Almona acoge hasta el próximo 23 de febrero tres nuevas exposiciones de pinturas, cada uno con estilos diferentes pero que muestran las distintas miradas de artistas que entregan su alma en cada pincelada. Se trata de 'Paisaje soñado', de David Serrano Díaz, en la Sala Antonio Milla; 'La vida de una mujer', de Enroenva Rodríguez del Valle, en la Sala Emigdio Mariani, y de 'La carretera N-IV entre Dos Hermanas y Los Palacios', de Guillermo Carrillo Ayala y Ernesto Mies, en la Sala Diego Ruiz Cortés.



'La carretera N-IV entre Dos Hermanas y Los Palacios'



Tal vez sean pocos los que reparan cuando surcan la N-IV entre Dos Hermanas y Los Palacios que todo cuanto la rodea se encuentra lleno de vida, con cortijos, silos, haciendas, olivares, puestos de venta de frutas, talleres, canales, acequias..., convirtiéndose en "un palimpsesto de antiguos y nuevos trazados, curvas abandonadas, cruces, tramos alternativos"; diez kilómetros, en definitiva, que son muy diferentes a los más de seiscientos restantes de la misma ruta.

Al menos, así lo describe el arquitecto y artista Guillermo Carrillo Ayala, quien, junto con el pintor Ernesto Mies, han conformado, por primera vez, una exposición que trata de recoger un poco de todo lo anteriormente descrito.

Guillermo Carrillo ya expuso sus trabajos, con la visión de un arquitecto al que gustan las líneas y es capaz de condensar en trazos unos paisajes en blanco y negro, el pasado mes de marzo en Sevilla. Y allí fue donde conoció a Ernesto Mies, quien le comentó que él, desde los años 1992 a 2016, fue pintando precisamente muchos de los paisajes que abrazan a la N-IV, entre ellos sus haciendas, caminos, prados y animales. Y así nació esta exposición que muestran ahora en La Almona y que han titulado 'La carretera N-IV entre Dos Hermanas y Los Palacios. Diez kilómetros en dibujos y pinturas'.

'Paisaje Soñado'



En la Sala Antonio Milla se puede contemplar el 'Paisaje soñado' del artista David Serrano tal como los "siento y entiendo" y al que le gusta que en sus obras "hable la naturaleza".

"La obra de David es comprometida y coherente. Ama la naturaleza dentro y fuera de la pintura. En sus paisajes busca recorrer las mismas sensaciones que le han llevado a obsesionarse con esta disciplina, de manera que encontramos en sus lienzos atmósferas, composiciones y coloridos que dialogan directamente con los mejores paisajistas españoles del siglo XIX", recoge el también artista Antonio Barahona sobre los trabajos que David Serrano muestra ahora en Dos Hermanas.

'Enroenva: la vida de una mujer'



Enroenva (resultado de una particular composición de su nombre y apellidos) cuenta que llevaba pintando "décadas" en silencio, como forma de satisfacer su alma y descargar en la pintura todo lo que siente, especialmente en relación a las miradas que va encontrando en la gente, hasta que un buen día, después de introducirse casi de forma anónima en las Muestras de Arte al Aire Libre que organiza el colectivo 'Ventana Plástica' en Dos Hermanas, se decidió a mostrarlas al público.

"La pintura es para mí el puente ideal entre los sentimientos y el ambiente. Yo me siento muy a gusto plasmando en mis cuadros la vida, lo que siento, lo que me da la gana, y lo hago empleando muchos colores y muchas miradas", explicó esta artista nazarena durante la presentación ayer en La Almona de sus obras, recogidas bajo el nombre de 'Enroenva: la vida de una mujer'.



F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos