:::: MENU ::::

5 ene. 2017

  • 5.1.17
Para Francis Almagro, sevillano con una dilatada experiencia como jugador de baloncesto en silla de ruedas y después como entrenador, el 2016 ha sido muy fructífero. Ha conseguido que sus pupilos lideren en solitario el Grupo Sur de Primera División y que sean uno de los favoritos en la Fase de Ascenso a División de Honor, máxima categoría de esta modalidad deportiva en España.



- ¿Cómo lleva el hecho de que BSR Vistazul sea uno de los cuatro equipos de baloncesto en silla de ruedas en nuestro país que a estas alturas de la temporada todavía sigue invicto?

- Todavía estoy digiriendo la noticia. Incluso clubes como el Ilunion, actual campeón de Europa, han caído derrotados, pero esto no es fruto de la casualidad. Estoy orgulloso de la plantilla porque se sacrifican y trabajan mucho para ganar los partidos. Detrás de todo hay un gran número de entrenamientos y compromiso por parte de todos.

- ¿Está contento con la plantilla?

- ¡Qué voy a decir al respecto! Estoy encantado con ella, aunque paso malos momentos a la hora de hacer una convocatoria porque tengo que dejar a más de uno fuera. La plantilla está muy compensada en todas las posiciones y las nuevas incorporaciones aportan calidad y experiencia necesaria para cuando estemos en situaciones comprometidas. Todo esto no se podría haber hecho sin el esfuerzo de la Junta Directiva por buscar un plantel muy competitivo.

- Entonces, ¿el ascenso puede estar al alcance de la mano?

- No, no. Estamos invictos en la actualidad, pero el sueño del ascenso todavía está lejos. Quedan muchos encuentros y si nos clasificamos a la Fase definitiva la competencia será muy dura.

- Llegó en 2005 a BSR Vistazul y esta es su segunda etapa en el club. ¿Son sus mejores momentos?

- Como entrenador y jugador del club he pasado muy buenos momentos y también malos, pero la experiencia ha sido muy positiva durante todo este tiempo. Ahora es muy bonito lo que está sucediendo y la ilusión es máxima.

- Un deseo para 2017.

- Que mi participación como entrenador, más allá de los éxitos deportivos (conseguir ascenso), sirva para lograr que personas con discapacidad se valoren y tengan siempre algo por lo que luchar e ilusionarse.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos