:::: MENU ::::

17 feb. 2017

  • 17.2.17
Ya comienza a verse la luz al final del túnel. En otras palabras: las obras que evitarán que Dos Hermanas se siga inundando cada vez que registra fuertes tormentas -como ha ocurrido en numerosas ocasiones a lo largo de los últimos años-, serán una realidad pronto después de que la empresa de aguas Emasesa haya dado a conocer este viernes la adjudicación del proyecto de construcción del denominado 'tanque de tormentas'.



Emasesa, según se ha informado en un comunicado, ha adjudicado el proyecto de ejecución del nuevo depósito de retención de aguas pluviales de Dos Hermanas, que estará ubicado junto a la estación de bombeo de la calle Miguel Fleta (junto al recinto ferial).

La empresa Construcciones Sando será la responsable de ejecutar el proyecto, que tendrá una duración prevista de 21 meses y que cuenta con un presupuesto de 8,5 millones de euros. Con esta actuación, Emasesa generará 40 puestos de empleo directos así como 150 indirectos.

El depósito, que se ubicará en toda la gran explanada que se encuentra situada delante de la portada principal de la Feria nazarena, tendrá una longitud de 120 metros, una anchura de 47,8 metros y una altura de unos 50 metros. De esta manera, la capacidad máxima de retención de aguas del depósito se sitúa en los 35.000 metros cúbicos.

La construcción de este depósito de aguas pluviales es una actuación que Emasesa venía planificando desde hace años para dar respuesta a problemas de inundaciones en zonas concretas de la ciudad debido a episodios, cada vez más frecuentes, de fuertes y localizadas precipitaciones.

Así, por ejemplo, podrán evitarse los incidentes ocurridos el pasado 22 de octubre, jornada en la que llegaron a superarse los 60 litros por metro cuadrado en una hora en la localidad nazarena. Con estas actuaciones, Emasesa pretende lograr el objetivo de que una parte de los ciudadanos nazarenos no tengan que sufrir los efectos negativos de inundaciones localizadas en sus barriadas.

Una nueva cuenca

La actuación de Emasesa, además, supondrá la ejecución de una nueva cuenca de evacuación que haga que las aguas recogidas por los colectores no confluyan en el mismo punto del arroyo Culebras, sino en dos distintos, lo que hará que el desembalse de las aguas sea más rápido.

En declaraciones realizadas en diciembre del pasado año por el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, a este Diario Digital, este destacó la importancia de las obras del 'tanque de tormentas', además de otras en muchos puntos de la ciudad que van a evitar que se produzcan 'cuellos de botella'

"Hasta ahora", dijo el alcalde, "todos los colectores del casco urbano confluyen en el arroyo a la altura de la autovía pasando La Motilla, donde estaba Finanzauto, y eso produce un efecto atasco. Y ahora se va a abrir un cauce nuevo por la 'Carretera Vieja' hasta la zona de Barranco, de manera que el agua llegue al arroyo por dos sitios distintos, lo que va a suponer que los colectores puedan tener más velocidad a la hora de desembalsar las aguas".

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos