:::: MENU ::::

18 feb. 2017

  • 18.2.17
El humorista Ismael Lemais abrió de forma oficial con su pregón el Carnaval de Dos Hermanas, y lo hizo más con un show que con un pregón, ya que se dedicó a recrear distintas escenas cotidianas, salpicadas de vivencias muy nazarenas, y en las que no faltó ni la reivindicación de un carnaval más grande ni las críticas al alcalde, Francisco Toscano, al entender que Dos Hermanas no daba la talla en este sentido.



La verdad es que Ismael Lemais, con un humor muy monologuista, supo poner en pie al final de su pregón al público que acudió al Teatro Municipal, que con palmas por bulerías y en pie le dio las gracias por hacerles reír durante casi una hora. Apareció sobre el escenario vestido de cura, como representante de su particular iglesia y encomendado a don Bombo, "mi religión".

Y en torno a esta particular manifestación religiosa fue recreando distintas escenas, jugando con las relaciones cotidianas en las que en muchas ocasiones se ven inmersos los matrimonios y en lugares de Dos Hermanas que todos conocen. Como cuando confesó que, como 'cura' que salía muy poco a la calle, gustaba primero de irse a tomar una tostada, "entera", al Moli, de allí al Emilio, "el antiguo", a tomarse un par de cervecitas fresquitas, luego al Jaula, "a la una, porque si vas después no coges sitio hasta las siete de la tarde", donde se tomaba su 'puntita de solomillo con jamón', pasando luego por la Heladería Valme, para degustar un par de palmeras de kinder bueno, y, para rematar, por el Astoria, para fumarse "una pipa de la paz".



Ismael Lemais fue presentado por Isabel Díaz Muarandi, si novia, quien, en su breve intervención, quiso dejar un mensaje muy especial hacia dos niños nazarenos que sufren una de esas enfermedades consideradas raras y por las que sus familias luchan cada día para sufragar los gastos que suponen sus tratamientos. Es más, el euro que cuesta la entrada del Certamen del Carnaval que se desarrollará durante los días 17, 18 y 19 de este mes irán destinados a este fin.

Ismael Lemais la verdad es que habló poco del Carnaval nazareno, pero cuando lo hizo fue para recordar sus viejos y mejores tiempos y para criticar al Ayuntamiento por el poco apoyo que le presta, centrando en algunos momentos sus críticas humorísticas hacia Francisco Toscano, a quien dedicó al final una letrilla que decía: "Toscano, deja las rotondas; Toscano, nos vas a volver loco; Toscano, llevas toda la vida; Toscano, jubílate".



Este humorista nazareno se hizo acompañar en algún momento por el guitarrista y cantante Chechu García, con quien cantó una breve copla, y quien, ya en solitario, dedicó unas letras a Almudena Bautista, la mujer que durante sus últimos años de vida luchó contra la leucemia y que poco después de organizar un acto solidario en las naves de la antigua escuela del Ave María el pasado mes de diciembre, falleció a causa de esta enfermedad.

En definitiva, un pregón que gustó al público asistente y un pregonero que recibió de manos del delegado de Participación Ciudadana, Juan Antonio Vilches, un recuerdo con este motivo. Se daba así comienzo al Carnaval nazareno, que hasta el 'entierro de la sardina' vivirá distintos momentos especiales, como el Certamen de Agrupaciones que acoge hasta el domingo el Teatro Municipal, como la Cabalgata que recorrerá el centro de la ciudad el próximo 25 de febrero, o como el conocido 'Carnaval en tu barrio', que es cuando distintas asociaciones vecinales y culturales dedican un momento a esta celebración.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos