:::: MENU ::::

15 mar. 2017

  • 15.3.17
El momento soñado por el Ayuntamiento de Dos Hermanas está a punto de empezar a hacerse realidad. En la primera semana del próximo mes de abril, la empresa Sando, adjudicataria del proyecto, comenzará las obras de construcción del depósito de detención de aguas, conocido popularmente como 'tanque de tormentas', en la explanada situada ante la portada del recinto de la Feria.



A mediodía de este miércoles, el consejero delegado de la empresa pública de aguas Emasesa, Jaime Palop, y el representante de la empresa Construcciones Sánchez Domínguez-Sando, Jorge Alberto Jiménez Molina, han firmado en presencia del alcalde nazareno, Francisco Toscano, el contrato de obra para la construcción del depósito de detección de aguas pluviales de Dos Hermanas.

La adjudicación de las obras cuentan con un presupuesto de 8,4 millones de euros (sin IVA), con una quita muy importante por cuanto las mismas salieron a licitación por 16,2 millones de euros, contando Sando con un plazo de ejecución de 21 meses y fijándose el inicio de las obras en la primera semana de este mes de abril.

Con estas actuaciones se dará solución a la regulación de la cuenca (Ferrocarril Norte) y (Arco Norte-las Infantas), aliviando el punto crítico del drenaje de la cuenca, situado en el barrio San José, calle Genil y paso inferior de la Purísima Concepción, con la consecuente mejora en cuanto al riesgo de posibles inundaciones.

Aunque, como coincidieron en afirmar tras la firma del convenio tanto el alcalde nazareno como el consejero delegado de Emasesa, las inundaciones serían imposibles de evitar en el caso de fuertes descargas de agua registradas en poco tiempo. "Eso sí", matizó Toscano, "aquellas normales que ya de por sí causaban inundaciones en Dos Hermanas, quedarán definitvamente controladas".

Se trata, en cualquier caso, de la ejecución de la obra "más emblemática e importante" que se va a realizar próximamente en Dos Hermanas, como destacó el alcalde, y que por diversas vicisitudes se fueron aplazando en estos últimos años. Emasesa, además, destacó que se trata de una de las obras más importantes en cuanto a volumen económico.

"Estas obras, junto con otras que saldrán a licitación a lo largo del presente año", dijo Jaime Palop, "van a minimizar y a evitar, si es posible, el riesgo de inundaciones en Dos Hermanas, aunque siempre debemos tener presente que la lluvia es algo incontrolable, y no sólo aquí, sino en cualquier ciudad".

Cuando estén concluidas las obras de dicho depósito, Emasesa entiende que Dos Hermanas quedará equiparada en cuanto a condiciones con el entorno metropolitano de Sevilla e incluso de grandes capitales como Madrid (que cuenta con 22 tanques de tormenta) o Barcelona (que dispone de 11).

Cambios que afectarán a la Feri

El inmediato comienzo de las obras va a conllevar algunas modificaciones en cuanto al desarrollo de la Feria de Mayo de Dos Hermanas, además de las lógicas molestias a sus usuarios, ya que este año no se podrá disponer de todo el recinto que se encuentra justo delante de la portada principal de la Feria, que se usaba como aparcamiento, quedando, eso sí -pero no en 2018- el paseo central donde se colocan los puestos de churros o de comidas, entre otros. De la misma forma, el mercadillo de los miércoles se trasladará durante el tiempo que duren las obras a la zona donde se colocan los cacharritos de la Feria.

Emasesa tiene previsto que, cuando concluyan las obras del 'tanque de tormentas', quedará habilitada la misma superficie, que contará con un firme suficiente como para su empleo como aparcamiento, e incluso en un futuro -si el Ayuntamiento traslada algún día la Feria a otro espacio- para acoger algunas instalaciones deportivas.

El depósito de contención de aguas tendrá una forma rectangular, de 120 m de longitud y 47,8 m de anchura, que garantizará los 35.000 m3 útiles necesarios resultantes del modelo hidráulico.

Nueva cuenca de evacuación

Si el alcalde nazareno mostraba este miércoles su enorme satisfacción por la materialización de un proyecto largamente perseguido, no escondía tampoco su alegría por el anuncio de que el próximo verano podrían salir también a licitación las obras de construcción de una nueva cuenca de evacuación que harán que se solucione parte del problema que causaban las inundaciones en Dos Hermanas.

Hasta ahora, el agua recogida por todos los colectores coinciden en un mismo punto, produciendo un cuello de botella, pero con las obras que llevará también a cabo Emasesa ya no ocurrirá lo mismo una vez que se haga la obra, ya que las mismas serán conducidas además hacia otro punto ubicado en la 'Carretera Vieja', a la altura de Barranco, lo que supondrá que los colectores cuenten con más velocidad a la hora de desembalsar las aguas.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos