:::: MENU ::::

15 mar. 2017

  • 15.3.17
Un joven novillero nazareno, Javier Antequera, denunció el pasado viernes, día 10 de marzo, en la estación de Renfe de Dos Hermanas, que un vigilante jurado de la estación de San Bernardo, en Sevilla, le impidió subirse al tren de cercanías, para dirigirse a su localidad, al portar, sin funda, una espada simulada de torear alegando que "podía atentar contra la integridad física de los usuarios" de este servicio.



Los hechos ocurrieron cuando el citado novillero, de 18 años de edad, regresaba a Dos Hermanas después de asistir a su clase en la Escuela Taurina Amate, que dirige el ex matador Curro Camacho, y un vigilante se dirigió a él indicándole, cuando se encontraba en el andén de la estación de San Bernardo esperando el cercanías a Dos Hermanas, que no podía subir al tren con su espada.

Este joven hubo de abandonar la estación y realizar su viaje hasta Dos Hermanas en otro medio de transporte, acudiendo a continuación hasta la estación de Renfe en esta localidad para presentar una reclamación.

En relación con la misma, Renfe ha emitido un comunicado en el que, en respuesta a dicha reclamación, aclara que según la normativa de seguridad concerniente al transporte por ferrocarril, dicha empresa "no puede autorizar a viajar con armas (si no están debidamente autorizadas) ni objetos que puedan atentar contra la integridad física de los viajeros".

En este sentido, Renfe añade que el joven Javier Antequera fue informado de ello cuando el pasado viernes portaba una espada de torear una vez en el interior de la estación de San Bernardo, y queriendo dejar "claro" que las indicaciones realizadas a este viajero "nada tienen que ver con su profesión o aficiones y que, como en cualquier caso similar, hay en marcha una investigación interna para aclarar todos los pormenores del incidente".

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos