:::: MENU ::::

30 abr. 2017

  • 30.4.17
Las elecciones para designar a la persona que deberá presidir el PP de Sevilla durante los próximos años, ha vuelto a dejar en evidencia también la fractura en esta formación en Dos Hermanas, ya que dos de sus actuales componentes, Mari Carmen Espadas y Luis Paniagua, eran partidarios de Virginia Pérez, que resultó la vencedora frente a Juan Bueno, este último apoyado por el edil nazareno Luis Gómez.



Muchas veces los detalles dicen más que las palabras. En el transcurso del último Pleno del Ayuntamiento Dos Hermanas, entre la portavoz del Grupo Popular, Mari Carmen Espadas, y el concejal también popular Luis Gómez se encontraba un asiento vacío, que correspondía a Luis Paniagua, ausente en esa sesión plenaria.

Un asiento vacío que marcaba claramente las diferencias que existen entre una y otro, postulados, en el primero de los casos, con los críticos del PP de Sevilla, corriente que encabezaba Virginia Pérez, y, en el segundo, con el sector oficialista de Juan Bueno. El asiento vacío, el del ausente Luis Paniagua, al que también hay que sumarlo con los críticos, no fue ocupado por el edil Luis Gómez, al menos con la intención de encontrarse más cerca de su portavoz -como sí ha ocurrido en otras ocasiones-, en un clara intención de marcar distancias.

Aunque también es verdad que Virginia Pérez y su corriente crítica no podrá contar con una ejecutiva a su gusto, ya que, por mandato del PP nacional, deberá estar equilibrada entre una corriente y otra -por ejemplo, ya está claro que Virginia Pérez será la presidenta del PP de Sevilla, pero el nuevo secretario o secretaria general, sin embargo, lo nombrará Juan Bueno-, lo cierto es que esa futura ejecutiva de integración difícilmente acabará con la ruptura de este partido en la provincia de Sevilla, sobre todo cuando unos y otros se han cruzado tan duras acusaciones que se hace difícil pensar que no conlleven consecuencias.

Gestora en el PP de Dos Hermanas

Unas consecuencias que con toda seguridad acabarán afectando también al PP de Dos Hermanas, que, como ya se ha informado en diversas ocasiones, se encuentra bajo el mandato de una gestora que, precisamente, preside Virginia Pérez tras la dimisión en marzo de 2016 de su hasta entonces presidente, Manuel Alcocer. Y el paso que ya queda, una vez que se celebre el Congreso del PP de Sevilla, es que se acabe con el largo período de interinidad del Partido Popular nazareno con la elección de su nueva ejecutiva local.

Eso sí, todo hace indicar, al menos a priori, de que Mari Carmen Espadas y Luis Paniagua -que se la han jugado con el apoyo a Virginia Pérez, especialmente el segundo, que se encuentra algo 'tocado' al encontrarse 'investigado' en dos causas judiciales-, se podrían convertir en los nuevos pesos pesados del futuro PP nazareno.

Y, mientras tanto, Cristina Alonso, ex candidata del PP de Dos Hermanas y actual concejal no adscrita -que también se había postulado claramente a favor de la corriente oficialista-, que durante el último Pleno hasta se marcó unas risas con su compañero de asiento, Luis Gómez. Detalles que dicen mucho.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos