:::: MENU ::::

22 may. 2017

  • 22.5.17
El BSR Vistazul ha conseguido este fin de semana en Sabadell (Barcelona) un hito histórico desde que se creó el equipo en 2004 y no es otro que cumplir el sueño de ascender a División de Honor, máxima categoría del baloncesto en silla de ruedas en España, tras imponerse en la Final Four de Primera División que se disputó en tierras catalanas al ganar dos partidos y perder un intrascendente choque el domingo.



A pesar de los inconvenientes del largo viaje, que provocaron llegar horas antes del primer encuentro, y no tener tiempo para descansar, los sevillanos ganaron por 48 a 39 en su primer partido. Todo se decidió en un magnífico tercer cuarto, donde el conjunto blaugrana sólo anotó dos puntos gracias a la intensidad defensiva de los Dos Hermanas.

Los catalanes no se rindieron nunca y apretaron el marcador, pero la templanza y el buen hacer del único club andaluz que disputaba esta Final a Cuatro obtuvo la recompensa en forma de victoria.

Si en la mañana del sábado se vio baloncesto en silla de muchos quilates, todavía quedaba otro plato fuerte en las horas vespertinas. El Servigest Burgos, que ya venció al BSR Vistazul por tres puntos la semana anterior en la Fase Eliminatoria, era un rival de cuidado y muy peligroso.

Sin embargo, los de Dos Hermanas salieron muy concentrados y en el primer cuarto sacaron diez puntos de distancia, que, a la postre, resultó definitivo ante la igualdad que demostraron a lo largo de todo el tiempo reglamentario.

Los de Castilla y León no cesaban en su empeño de acortar diferencias y en algunos momentos parecía que lo iban a conseguir, pero enfrente tuvo un equipo que tiró de oficio y consiguió vencer por 43 a 33.

Y, de repente, con los resultados favorables que se dieron en el resto de encuentros, la locura se desató. El BSR Vistazul era club de División de Honor por primera vez en su historia.

El trámite del domingo por la mañana ante el CE Global Basket UAB sirvió para despedir una temporada magnífica y lo de menos era cómo se quedara. Se perdió 53-40, aunque ha sido la derrota más dulce que han tenido nunca.

Comienzos

Esta entidad es todo un ejemplo de integración de discapacitados en la sociedad, ya que tuvo su origen en 1999 cuando se puso en marcha una Escuela Municipal de baloncesto en silla de ruedas en la localidad nazarena. Con los jóvenes que destacaban y otros jugadores con experiencia, se fundó el equipo hace trece años.

Comandados por el entrenador-jugador Francis Almagro y liderados por Israel Sánchez, Fernando Valderrama y Andrés Frutos, se ha logrado un sueño. Tampoco hay que olvidar al resto de la plantilla: José Eduardo Brincau, Francisco Rodríguez, Juan José Lara, Eduardo Valderrama, Alberto Ávila, Cándido Fontán, Demetrio González, Marina Jiménez, José Antonio Expósito, David Benítez, Ángel Gil y Antonio Henares. Sin ellos, nadie hubiera destacado.

También hay que mencionar como protagonistas de este gran éxito deportivo a José García, como presidente del BSR Vistazul, y Paco Muñoz, que ocupa el puesto de tesorero y director técnico. Sin su trabajo no hubiera sido posible nada de lo que se ha llevado a cabo.

Finalmente, se quiere agradecer el fiel apoyo de una afición entregada que nunca deja de animar a estos deportistas en el Pabellón Pepe Ot de Dos Hermanas o en algunos de los desplazamientos donde van sin importar la distancia en la que esté.

Ahora toca, por desgracia, ver la cruda realidad. Hasta el 31 de mayo los andaluces tienen de plazo máximo para confirmar la plaza en División de Honor. Se hará un análisis concienzudo de la situación y se verá la viabilidad de un proyecto para enfrentarse a los mejores conjuntos no sólo de España sino de Europa de este deporte.

Para ello, se antoja fundamental la ayuda económica de administraciones públicas y entidades privadas (patrocinadores). Se espera que lo conseguido en las canchas de baloncesto no lo quite la falta de presupuesto.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos