:::: MENU ::::

24 jun. 2017

  • 24.6.17
El doctor Basssem Nwelati, ginecólogo y sexólogo del Hospital San Agustín, aborda, dentro del consultorio abierto a todos los lectores de Dos Hermanas Diario Digital para que puedan formular las preguntas sobre la vida sexual a las que quieran encontrar una respuesta, todo lo relacionado con los anticonceptivos y los distintos métodos que existen.



Uno de los temas que más dudas suscitan en las consultas de sexología y ginecología son los métodos anticonceptivos. Los medios de comunicación, internet, personas del entorno que cuentan sus experiencias… los métodos anticonceptivos ya no son un tabú. Pero a pesar de la gran información que existe son muchos los interrogantes que la mujer se plantean ante la decisión de elección de algún método. Por esta razón el Dr. Nwelati aborda este tema de forma directa y clara.

¿Qué son los métodos anticonceptivos?

Los métodos anticonceptivos son una realidad tan antigua como la propia humanidad, recurrente en la sociedad y a menudo controvertido. Motivos sociales, religiosos o deontológicos han marcado en ocasiones los anticonceptivos como elementos negativos. Pero en la actualidad la planificación familiar es una prioridad para muchas parejas y familias. Tanto la opción de utilizar anticonceptivos como la de no usarlos son igual de positivas en el consenso familiar. Pero al optar por la primera opción la información sobre las distintas posibilidades y la elección del que mejor se adapte a las necesidades de la mujer son puntos cruciales para el éxito del método.

¿Para qué usar anticonceptivos?

Los anticonceptivos están destinados a la prevención del embarazo de forma transitoria, recuperando la fertilidad al dejar de usarlos. Es importante diferenciarlos de los métodos de esterilización, aquellos que son definitivos (vasectomía y ligadura de trompas). La posibilidad de controlar los embarazos, con métodos temporales, cobra importancia en ocasiones para la mejora de la vida sexual de las parejas, al aportar mayor tranquilidad y mejorar el aspecto sexual-afectivo.

¿Cómo elegirlos?

Los métodos anticonceptivos han evolucionado mucho. La mejora que han desarrollado a lo largo del tiempo tiene como resultado una amplia gama en la actualidad. La elección de uno de los posibles no debe ser aleatoria y tiene que estar regulada por un facultativo, que paute y recomiende en función de las características de cada mujer. La elección de un método es personalizada, no se pueden extrapolar experiencias ajenas. Debe realizarla un ginecólogo tras un examen ginecológico, mamario y en función de la edad, tolerancia e incluso consideración del deseo personal.

¿Quién los usa?

La preocupación e interés por los anticonceptivos es constante en las distintas etapas de la mujer. Las adolescentes son una población de riesgo para los embarazos no deseados. La información y el acceso a la consulta ginecológica es fundamental para la prevención de interrupciones de embarazos y situaciones difíciles para las jóvenes. La mujer adulta también necesita tener acceso a la elección del mejor método anticonceptivo para su situación. La mujer actual tiene muchos condicionantes laborales, económicos, incluso sociales, que hacen que tenga que controlar el momento en el que ser madre. También la mujer perimenopausica requiere de información en este campo para evitar embarazos de riesgo en avanzada edad.

¿Qué tipos usar?

Los métodos anticonceptivos se clasifican en:

Métodos de barrera: En este grupo se incluyen todos aquellos que impiden el paso a los espermatozoides hacia el útero: preservativos masculinos y femeninos, diafragma, así como cremas espermicidas.

Métodos hormonales: Medicamentos compuestos por hormonas, estrógenos y gestágenos, que modifican el normal funcionamiento del ovario impidiendo la ovulación. Estos métodos son de los que más han evolucionado, disminuyendo cada vez más las dosis y cambiando las vías de administración para evitar efectos colaterales perjudiciales. Los principales métodos de este tipo son: la píldora anticonceptiva, el parche contraceptivo y el anillo vaginal.

Métodos intrauterinos: El conocido DIU es un pequeño dispositivo de plástico o cobre que el ginecólogo coloca en el útero, para evitar la progresión de los espermatozoides. Dependiendo del tipo de DIU puede estar medicalizado, liberando progesterona, y puede estar colocado de 5 a 10 años.

¿Cómo comenzar a usarlos?

Los anticonceptivos pueden ser el gran aliado de la mujer o producir efectos no deseados, el único medio para un buen uso es la pauta de un especialista. En caso de querer usarlos es necesario dirigirse a una unidad de sexología médica o ginecología y seguir el estudio de un especialista. Y para quien ya lo use recordar: una revisión ginecológica al año es la única garantía de que el método que usa es el adecuado para su situación.

M. BASSEM NEWLATI, GINECÓLOGO Y SEXÓLOGO DEL HOSPITAL SAN AGUSTÍN

El consultorio de sexualidad, cada viernes

El Hospital San Agustín (HSA) y Dos Hermanas Diario Digital han puesto en marcha la sección titulada 'Conocer tu sexualidad, conocerte tú, a través de la cual los nazarenos y nazarenas pueden dirigirse de forma gratuita al doctor M. Bassem Newlati, ginecólogo y sexólogo, y a la psicóloga especialista en sexualidad Candela Gracia.

Los lectores y seguidores de Dos Hermanas Diario Digital podrán hacer dicha consulta, sobre cualquier tema que les preocupe o interese, dirigiéndose a la dirección de correo electrónico saludhdigital@gmail.com y todos los viernes saldrán publicadas las preguntas formuladas y las respuestas profesionales. El enlace para poner con el correo electrónico es: saludhdigital@gmail.com

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos