:::: MENU ::::

19 jun. 2017

  • 19.6.17
El nuevo comisario del Cuerpo Nacional de Policía en Dos Hermanas, Francisco Javier Vidal y Delgado-Roig, se ha mostrado convencido de que las recientes ofertas de empleo público sacadas por el Gobierno central harán que dentro de dos años la ciudad pueda dejar atrás el actual déficit de agentes con el que cuenta, ya que dispone de 140 de los 200 que contempla el catálogo.



Francisco Javier Vidal y Delgado-Roig, que llegó a la ciudad de Dos Hermanas hace algo más de mes y medio para asumir la jefatura de la Comisaría nazarena, es licenciado en Ciencias Empresariales, en Derecho y en Ciencias Policiales, y cuenta a sus 51 años con un amplio currículum, que le ha llevado a ser comisario del Distrito Nervión-San Pablo en Sevilla capital, jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana o asesor del Gabinete del secretario de Estado de Seguridad, habiendo recibido, entre otras, dos medallas al Mérito Policial con Distintivo Rojo, una con Distintivo Blanco y poseer la Cruz de la Orden de Isabel la Católica y la Cruz al Mérito Militar.

Con toda esta experiencia a sus espaldas, asume ahora la responsabilidad de la comisaría de una ciudad que presenta unas particularidades especiales. "Lo primero que tengo que decir es que estoy encantado de estar en Dos Hermanas, una ciudad muy grande, que tiene casi 140.000 habitantes, y que además es muy interesante desde el punto de vista urbano porque cuenta con dos grandes núcleos, además de zonas de polígonos y urbanizaciones".

De ahí que Francisco Javier Vidal califique a Dos Hermanas como una "mini provincia", debido a su amplitud, diversidad y a la existencia de núcleos como los de la propia ciudad o de Montequinto, para lo cual asegura que dispone "de una plantilla integrada por unos profesionales estupendos, con cinco brigadas operativas. Desde el punto de vista profesional, se trata de un reto muy importante".

En relación con esta plantilla que se ha encontrado a su llegada, reconoce que es algo corta, pero añade: "A Dos Hermanas le pasa lo que al resto de la Administración Pública española, que está sufriendo la disminución de empleo público que se ha producido en los años de crisis económica, y, claro, en nuestro caso faltan puestos por cubrir".

Unos puestos que espera que en los dos próximos años se pueda recortar, porque "la oferta de empleo público del año pasado ya ofertó 1.300 plazas de la escala básica del Cuerpo Nacional de Policía, que para este año serán 2.600. En formar a un policía se tarda dos años, y en formar a un inspector, tres. Por tanto, estos incrementos los vamos a ver en un año los primeros y en dos los siguientes. Pero, aunque ahora estemos un poco con el cinturón apretado, ya sabemos que vamos a salir de esta situación. Mientras tanto, lo que nos ha tocado es gestionar con carestía de personal, lo que hace que les exijamos más porque la seguridad de la ciudad sigue ahí y el servicio público hay que darlo".

El reto de la dispersión de núcleos urbanos

En el corto espacio de tiempo que lleva al frente de la Comisaría, Francisco Javier Vidal asegura que ya le ha dado tiempo a trazar una radiografía de la ciudad: "Dos Hermanas, desde el punto de vista policial, es una ciudad muy interesante, por cuanto presenta muchas tipologías distintas, algunas concentradas geográficamente y otras no, pero desde el punto de vista delictivo es una ciudad que se encuentra en la media del entorno nacional. En comparación con las otras, no presenta unas características especialmente malas, ni mucho menos, aunque sí el reto de trabajar con dispersión de núcleos urbanos".

Nada más llegar a la Comisaría nazarena, se topó además con el problema surgido en la barriada de La Moneda, que se encontraba en plena ebullición. Al respecto, aseguró que ha mantenido desde su llegada numerosos encuentros, entre otros con la Federación de Asociaciones de Vecinos, con la Asociación de La Moneda y con la Plataforma surgida en esta barriada.

Con este bagaje, el comisario asegura que en La Moneda "no hay un problema de delincuencia alto o alarmante", sino más bien "problemas de convivencia y cierta delincuencia menor", que en algunos casos son de competencia de la Policía Nacional, en otros de la Policía Local y en los demás de distintos servicios municipales.

"En cualquier caso, entre todos hemos abordado esta situación, hasta el punto de que tanto la asociación de vecinos como la plataforma ya nos han transmitido que el barrio está un poco mejor", aseguró Vidal, quien añadió: "Las acciones desde luego no son a corto plazo, hay que verlas a medio plazo, pero que se sepa que las estamos abordando junto con la Policía Local y el Ayuntamiento".

"Aquí, una de las cosas positivas que presenta Dos Hermanas es que las relaciones son excelentes, lo que nos permite complementarnos en la acción, lo que hace que esté dando resultado. Desde luego, no se trata de cantar victoria, sino de seguir trabajando en la línea en la que nos encontramos", concluyó.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos