:::: MENU ::::

1 jun. 2017

  • 1.6.17
Las casas de vecinos y el taller de ebanistería del artesano Ernesto Parrado serán los objetivos del nuevo programa 'Conocer Dos Hermanas' que llevará a cabo el sábado de esta semana, día 3 de junio, el Ateneo Andaluz, con el que se pretende realizar visitas a espacios que guardan curiosidades y con carácter didáctico e instructivas, siempre relacionadas con Dos Hermanas.



Las visitas que tendrán lugar este sábado serán guiadas por Manuel Espada, maestro del IES El Arenal e investigador y especialista en la Historia de Dos Hermanas, en una cita que comenzará a las 11:00 horas en la calle Real Utrera, esquina con la calle Reposo. La participación es libre y gratuita, hasta completar cupo, aunque es necesario inscribirse en la oficina del Ateneo (calle Marcelo Spínola, 9), en horario de tarde, o mediante whatsapp al Tfno: 617 925 694 (Fran).

Ernesto Parrado, artesano de ebanistería, nació en Dos Hermanas en el año 1954, siendo hijo de carpintero y restaurador de muebles. A los 10 años empezó a trabajar con su padre en un taller propio, a los 17 se marchó al famoso Tejar del Moro, en Triana, y luego a Carmona, con Francisco Rodríguez Nogal, donde aprendió todo lo relacionado con la ebanistería.

En este último lugar estuvo hasta los 21 años, momento en el que se independizó como profesional, comenzando a partir de entonces una nueva etapa de su vida profesional en varias empresas como restaurador y ebanista de muebles clásicos.

A lo largo de su carrera profesional ha realizado muy diversos tipos de muebles, entre otras piezas, todas con su firma y una excelente garantía de calidad, restaurando además muebles a la Casa de Alba o familias como los Távora, Osborne o Ybarra, entre tantos otros. En la actualidad, Ernesto Parrado continúa realizando sus trabajos en un pequeño taller en el municipio de Dos Hermanas.



En relación con la casa de vecinos de la calle Reposo, se trataba de un corral donde cada familia tenía su pequeño hogar y donde, especialmente, se convivía y se mantenían estrechas relaciones sociales.

Se trata de una última oportunidad de conocer la vida de un corral de vecinos, el último de Dos Hermanas, aunque se encuentra en franca recesión, principalmente debido a la especulación inmobiliaria y a la avanzada edad de los residentes. En la misma aún viven varias familias, pero en franco deterioro y abandono, y a un paso de ser demolido.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos