:::: MENU ::::

28 jun. 2017

  • 28.6.17
Como todos los años, el Ayuntamiento de Dos Hermanas, a través del programa Municipal de Educación Afectivo Sexual 'Sin Miedo', conmemora el Día Internacional por los Derechos LGTBI bajo el lema 'Por los derechos LGTBI en todo el mundo'. Con este motivo ha publicado un manifiesto con el que se quiere sumar a dicha celebración durante este 28 de junio.



Desde el Programa Municipal de Educación Afectivo Sexual 'Sin Miedo' del Ayuntamiento de Dos Hermanas, nos sumamos a la reivincación del Orgullo de Andalucía con el lema 'Por la Igualdad LGTBI en el Mundo', con el siguiente manifiesto:

Que hemos dado enormes saltos para adelante en materia de derechos LGTBI, tanto a nivel nacional como europeo o mundial, nadie lo puede negar

Las cifras están ahí: En los últimos nueve años, dieciséis países han despenalizado la homosexualidad; la transexualidad está a punto de eliminarse del manual de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud, y el matrimonio igualitario ya alcanza un total de 23 países del mundo.

Pero estos avances no pueden ocultar una verdad terrible: la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad aún son duramente reprimidas en demasiados países.

En los últimos años, nuevos países han introducido la persecución penal de la homosexualidad. En Chechenia se ha promovido por parte de las autoridades la tortura y el asesinato de centenares de homosexuales. En latinoamérica el feminicidio trans tiene tasas altísimas, especialmente en países como Brasil, Colombia y Ecuador. Países como Arabia Saudí, Sudán, Irán, Yemen, Nigeria, Somalia e Irak siguen asesinando legal o extralegalmente a centenares de homosexuales en sus territorios. En Marruecos siguen celebrándose juicios por denuncias por prácticas de relaciones homosexuales entre hombres y entre mujeres.

La persecución de las personas LGTBI más allá de nuestras fronteras tiene, además, una repercusión directa en nuestro país, a través de los cientos de refugiados que huyen de sus países sabiéndose víctimas de sistemas legales y sociales que los discriminan, torturan y asesinan.

Por ello, debemos exigir al Gobierno de la nación y a las administraciones autonómicas que toda su política internacional y de cooperación incluyas criterios a favor de los derechos de las personas LGTBI.

En España han sido muchos lo que se ha avanzado desde el año en que se aprobó la Constitución. En estos 40 años hemos dejado de ser peligros sociales y enfermos mentales, y hemos conseguido que nuestras familias tengan las mismas garantías jurídicas que el resto de familias.

Pero aún queda mucho por conseguir. Las personas LGTBI siguen siendo discriminadas legalmente, como, por ejemplo, las personas trans, que ven como su transexualidad sigue patologizada en España, aunque no en comunidades autónomas como Andalucía, o las mujeres lesbianas, que se ven discriminadas en sus derechos reproductivos por normas introducidas por el Gobierno del PP que les impide acceder a técnicas de reproducción asistida. Los bebés intersexuales siguen sufriendo terapias quirúrgicas de “normalización” binaria, sin permitirles el libre desarrollo de su identidad de género y sexualidad…

Por eso, los partidos políticos deben seguir trasladando a la legislación las demandas de las personas LGTBI en los campos de la salud, la educación, los servicios sociales y la tercera edad.

Los sindicatos deben seguir luchando para incluir cláusulas antidiscriminación en los convenios laborales e incluyendo los derechos LGTBI en su acción sindical. Y para ello es fundamental la aprobación de una ley estatal contra la LGTBIfobia, que incluya temas penales.

Pero no podemos finalizar este acto sin apelar a las propias personas LGTBI a luchar por sus derechos. Cada uno de los derechos que hemos arrancado en estos cuarenta años en España han sido como consecuencia del sacrificio y la lucha de centenares de hombres y mujeres homosexuales, bisexuales, trans e intersexuales.

Por ello, las personas LGTBI no podemos permanecer impasibles viendo cómo dentro y fuera de nuestras fronteras se sigue discriminando y persiguiendo a las personas LGTBI. Por eso animamos a todas las personas LGTBI y gayfriendly a sumarse a las organizaciones LGTBI o que luchen por nuestros derechos, para fortalecer nuestra capacidad lucha.

La visibilidad es una de las mejores herramientas con las que contamos las personas LGTBI para luchar por nuestros derechos. Una visibilidad que fomente el respeto a la Diversidad Sexual y de Género.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos