:::: MENU ::::

9 ago. 2017

  • 9.8.17
Agentes de la Policía Nacional en Sevilla han procedido a la detención de tres personas que se dedicaban a robar vehículos –tanto coches y motos- para posteriormente desmontarlos y vender las piezas, que guardaban en dos containers que tenían alquilados en Dos Hermanas, en páginas de compra venta por internet.



El jefe del grupo tenía alquilado una nave que utilizaba como ‘taller clandestino’ en Palmete, y al que trasladaba los automóviles y motocicletas robados. Allí, con la colaboración de dos mecánicos de su confianza, también detenidos en la misma operación, procedían a su desmantelamiento en piezas. Esas piezas eran almacenadas en dos containers que tenían alquilados en la localidad de Dos Hermanas, donde se quedaban guardadas hasta su posterior venta a particulares.

La forma de actuar de este grupo estaba completamente organizada: el jefe decidía los vehículos que se necesitaban para despiezar y los otros dos detenidos se encargaban de la sustracción y traslado, de tal forma que robaban un modelo de vehículo según la demanda de las piezas que existiera en ese momento en el mercado de compraventa de segunda mano.

Tras ser sustraídos los vehículos, estos eran desmontados por piezas -retrovisor, puertas, motores, cajas de cambios...- y almacenados en dos containers que tenían alquilados en la localidad de Dos Hermanas.

Posteriormente daban publicidad a las piezas en páginas de compraventa de Internet, donde los investigadores, tras rastrearlas, comprobaron que tenía más de 125 anuncios de piezas y no existía ningún nombre de contacto, solamente un único número de teléfono.

Las detenciones fueron realizadas cuando se encontraban en la furgoneta trasladando piezas de un vehículo que acababan de desmontar, y que se correspondía con el chasis de una motocicleta.

Más de doscientas piezas

En el momento de la detención, el jefe del grupo intentó huir portando una bolsa en la que, posteriormente, se pudo comprobar que llevaba en su interior la matrícula de la motocicleta que se correspondía con el resto de piezas que fueron halladas en la furgoneta.

En la inspección que se realizó del taller, la policía encontró cuatro vehículos enteros, el bastidor de un quinto automóvil y tres motocicletas, que han sido entregados en su totalidad a los legítimos propietarios.

En los containers localizados en Dos Hermanas se hallaron más de 200 piezas pertenecientes a coches y motos, que van desde espejos retrovisores, puertas, capós, cremalleras de dirección, ejes traseros, amortiguadores, palancas de cambio, refrigeradores de aire acondicionado, ruedas, conjunto de radio con climatizador y un largo etcétera. De todas estas piezas la Policía ha conseguido entregar las correspondientes a tres motos enteras.

Los detenidos, que contaban con antecedentes por hechos similares, ya han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial. La investigación ha sido realizada por agentes de Policía Kudicial de la Comisaría de Distrito de Triana.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos