:::: MENU ::::

22 ago. 2017

  • 22.8.17
Una furgoneta que, al parecer, se encontraba abandonada y que contenía numerosos bidones llenos de gasolina, ha creado la alarma a mediodía de este martes, día 22 de agosto, en la barriada nazarena de Ciudad Blanca, aunque, según han informado fuentes municipales, todo ha quedado en un susto, ya que se sospecha que pudiera tratarse de combustible robado para su venta fraudulenta.

La furgoneta, en el momento de ser retirada por la Grúa Municipal. (Foto: Montequinto Informa).

Un ciudadano, que venía observando una furgoneta que llevaba varios días estacionada en la calle Monzón, en Dos Hermanas, llamó a mediodía de este martes a la Policía Nacional después de que, tras mirar por una de las ventanillas, observara en su interior varios bidones.

La alarma que vive el país, especialmente tras los atentados perpetrados en Cataluña, hizo que en seguida se movilizaran unidades de los Tedax y Antidisturbios procedentes de la Jefatura Superior de Policía en Sevilla, que procedieron a cortar la calle y a analizar el interior de la furgoneta, especialmente tras comprobarse que la matrícula de dicho vehículo se encontraba doblada.

En su interior, según han informado fuentes municipales, se encontraban numerosos bidones cargados de gasolina, cuya procedencia se está investigando en este momento. Tras procederse a la intervención del combustible, el vehículo fue retirado por una grúa, que lo ha conducido hasta el depósito municipal.

Aunque se sigue investigando este hecho, todo apunta, según ha podido conocer este medio, a que la gasolina pudiera proceder de un robo y estar preparada para su venta fraudulenta. Es más, fuentes municipales han recordado que hace varios meses se encontró también en Dos Hermanas una furgoneta alquilada cargada con entre 2.000 y 3.000 litros de gasoil, con la intención de venderla a terceros a un precio mucho más barata que en cualquier gasolinera.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos