:::: MENU ::::

28 ago. 2017

  • 28.8.17
Los cientos de miles de vehículos que han transitado durante este verano por la carretera N-IV en el tramo comprendido entre Dos Hermanas y Los Palacios se han encontrado con una panorama nuevo, ya que las obras de desdoble de este trayecto se han convertido en una imagen más del paisaje al que siempre se estaba acostumbrado. Y si todo marcha bien, para el verano próximo esta vía estará ya terminada.



La N-IV ha sido durante la última década motivo constante de polémica, especialmente por su peligrosidad y, sobre todo, porque se trata de una vía que se ha cobrado ya la vida de más de cien personas en este período de tiempo. Y es que por la misma transitan cada día de media unos 22.000 vehículos y más de 2.000 camiones.



Promesas políticas han existido muchas en torno a una reivindicación histórica, como es el desdoble de la misma, incluso con presentación de proyectos y hasta provisión de presupuestos, en la época en la que la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, inauguraba un día sí y otro también nuevos tramos de autovía y de ave por todo el país; pero la realidad es que se fue dejando, y, al final, la crisis económica se la comió.



Y fue el año pasado cuando el actual Gobierno de Mariano Rajoy retomó el proyecto -bien es cierto que no en su totalidad, sino únicamente en el tramo comprendido entre Dos Hermanas y Los Palacios-, iniciando unas obras que ya son más que visibles y que, si no hay contratiempos, concluirán en junio de 2018. Es decir, que los cientos de miles de vehículos que la toman para ir en esta época a la playa, con toda seguridad irán el próximo año por una vía mucho más segura.



Pero el desdoble entre Dos Hermanas y Los Palacios, en el que se van a invertir 43,6 millones de euros, contempla una actuación solo sobre 8,3 kilómetros, dejando tal cual la continuación hasta Jerez de la Frontera, en contra de lo que pide la denominada 'Mesa de la N-IV', integrada entre otros por los alcaldes de los municipios por los que la atraviesa.



Ante ello, el alcalde de Los Palacios, Juan Manuel Valle, uno de los más reivindicativos con el desdoble, proponía este mismo mes de agosto a Fomento, que, al menos, se contemplara la posibilidad de enlazar la N-IV, desde donde acabará el desdoble, con la autovía AP-4, cuyo peaje -si se cumple la promesa del Gobierno central- quedará definitivamente liberado en el año 2020, con el fin de que el desdoble "no muera sin más" en Los Palacios. Pero esta propuesta parece, al menos de momento, que aún sigue camino de Madrid.



DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos