:::: MENU ::::

16 sept. 2017

  • 16.9.17
El vino dulce Pedro Ximénez constituye, hoy por hoy, la “joya de la corona” del marco Montilla-Moriles. Y la localidad cordobesa de Montemayor se ha decidido a reivindicar su singularidad con Paxera, la primera feria multisectorial que se dedica a este elixir sublime que nace de los racimos extendidos bajo el inclemente sol de la Campiña y que acaba cristalizando en un líquido almibarado, de aroma y color intensos, que condensa siglos de tradición y de amor por el vino.



El recinto ferial de Montemayor acoge hasta mañana “una feria novedosa y atractiva, que nace con el objetivo de dar a conocer todo el proceso de elaboración del vino dulce Pedro Ximénez y de poner en valor la pasera más grande de Europa”, tal y como destacó Ana Carrillo, presidenta del Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco).

Un quincena de stands ofrecen desde este jueves y hasta mañana algunos de los productos gastronómicos más relevantes de la Campiña cordobesa, como el vino, el aceite de oliva virgen extra o los manjares de la Heladería de Montalbán, que ha sorprendido a propios y extraños con un exquisito helado de Pedro Ximénez.

No obstante, como destacó el alcalde de Montemayor, Antonio García, Paxera no es una feria de vino cualquiera. “Es una clara apuesta por algo diferente que nuestro municipio posee: el vino dulce Pedro Ximénez”, recalcó el primer edil, quien se mostró convencido de la necesidad de que “alguien apostara por un vino claramente en auge y que, hasta hace poco, era un auténtico desconocido”.

“Tenía que ser Montemayor el que abanderara este reconocimiento a este arte milenario, seña de identidad de nuestro pueblo”, añadió García, quien hizo hincapié en que la localidad alberga durante la vendimia “la mayor extensión continua de uva pasa en toda Europa”, gracias a San Acacio y a Bodegas Ulía.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - PAXERA

Con todo, el Consistorio –que ha contado con la colaboración de la Diputación de Córdoba y de la Junta de Andalucía– ha querido ir más allá, dotando la muestra de un sentido que trasciende el propio universo enológico. Y es que Paxera es “la primera feria agroalimentaria con un discurso propio y con una clara apuesta por la perspectiva de género”, defendió el alcalde, quien resaltó que “la mujer montemayorense tiene una relevancia importantísima en el duro trabajo en las paseras”.

Por este motivo, la muestra alberga también la primera edición de Muxer, una exposición fotográfica y audiovisual realizada por Ángeles García Córdoba, María Teresa Sánchez Espinosa, Belén Naranjo Sánchez y Natalia Aceituno Carriet, dedicada al trabajo de la mujer en la pasera.

A su vez, el equipo de gobierno que dirige Antonio García se ha propuesto con este evento rendir también homenaje a los pequeños agricultores y a los productores porque, juntos, han conseguido ser el motor económico y de desarrollo turístico.



No en vano, como resaltó Ana Carrillo, “son muchas las familias que directa o indirectamente dependen todavía del cultivo de la vid, por lo que podemos seguir considerándolo un sector estratégico y un motor de desarrollo económico en la provincia”.

Santo y seña de Montilla-Moriles

El Pedro Ximénez es el estandarte de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles. Y Montemayor ha sido su abanderado en los últimos años. “Este pueblo se ha caracterizado siempre por la apuesta que ha hecho por el vino dulce, de la mano de Bodegas San Acacio”, reconoció el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, quien se mostró convencido de que “el vino dulce Pedro Ximénez tiene futuro”, si bien defendió la necesidad de “adaptarse a los mercados y a las exigencias de los consumidores”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos