:::: MENU ::::

12 oct. 2017

  • 12.10.17
Desde que el Ayuntamiento de Dos Hermanas comunicara a la Hermandad de Valme que no se autorizaba el lanzamiento de cohetes durante los cultos a la Protectora de la ciudad, salvo durante los días 13, 14 y 15 de octubre, lo cierto es que todos estos días se han oído, y provenientes no siempre desde los mismos puntos, esta señal, que se utiliza para anunciar el inicio de las distintas ceremonias religiosas.



La medida que ha adoptado este año por primera vez el Ayuntamiento y que se ha empezado a aplicar por primera vez con motivo de los actos en honor a la Virgen de Valme, pero que se va a extender a todo tipo de celebraciones, lo cierto es que ha provocado división de opiniones en Dos Hermanas, entre aquellos que lo han aplaudido, por cuanto consideran que se trata de ruidos que molestan a personas y animales, y entre los que han entendido que se ha tratado de un ataque a una tradición centenaria, que sólo se centraba, salvo el día de la Romería, en lanzar algunos a mediodía y otros antes del inicio de los cultos de la tarde, fuera por tanto de horas intempestivas.

La llegada del fin de semana, previo a la celebración de la Romería de Valme, va a permitir que la Hermandad de Valme pueda proceder al lanzamiento oficial de cohetes para anunciar sus actos, pero lo cierto es que durante todos estos días se han oído en la ciudad, en distintas momentos pero casi siempre coincidiendo con las horas tradicionales, algo que de lo que esta corporación se ha desmarcado. "Nosotros no somos", ha llegado a afirmar el hermano mayor, Hugo Santos Gil, ante la pregunta de quién estaba tirando cohetes estos días.

Durante los días 13, 14 y 15 sí va a estar permitido el lanzamiento de cohetes, pero durante estos días atrás la Policía Local nazarena ha llegado incluso a montar un servicio de vigilancia para tratar de localizar a la persona o personas que estaban supuestamente incumpliendo esta prohibición municipal.

Y como recordaba también recientemente el delegado de Movilidad, Antonio Morán, a preguntas de los periodistas, "para poder tirar cohetes hay una normativa, que requiere una autorización municipal, contar con un seguro y que quien lo lance cuente con un además con un carné autorizado por una pirotecnia, de forma que si la Policía Local intercepta a alguna persona que tira un cohete y no cuenta con esos requisitos, pues se le aplicará la correspondiente ordenanza, que conlleva una sanción económica que oscila entre los 750 y los 3.000 euros".

Hasta el momento, los cohetes se han seguido tirando, en un claro desafío hacia este mandato municipal -por los que nadie ha sido denunciado al respecto-, se entiende, claro, que por parte de particulares a los que no les ha sentado nada bien dicha prohibición.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos