:::: MENU ::::

26 oct. 2017

  • 26.10.17
Roberto Ruiz, un pequeño empresario de L'Hospitalet de Llobregat, envió recientemente una carta a la gerencia de la empresa nazarena Juvasa, que se dedica a la elaboración de envases de vidrio para bebidas o alimentos, para indicarle que debido a la deriva soberanista en Cataluña, su negocio se estaba viendo muy afectado y que no podía hacer frente al último pedido que le había hecho. La respuesta de esta empresa de Dos Hermanas fue, sin dudarlo, enviarle el pedido, y ya se verá.



Dos Hermanas se convirtió ayer en la primera ciudad sevillana, después de la capital, en la que se celebraba el Foro de Empresas Responsables, que organiza la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), y en la que distintos empresarios debían contar su compromiso social como forma de lograr que sus empresas fueran más fuertes y competitivas.

En el transcurso del mismo, que acogió el nuevo edificio de la Ciudad del Conocimiento de Dos Hermanas y que clausuró el presidente de la CES, Miguel Rus, intervino el gerente de Juvasa, Jesús Valle, una de las empresas más importantes de la ciudad, en contante expansión, que exporta botellas, tarros y envases de plástico a toda España y distintos países del mundo, para contar su experiencia en cuanto a la Responsabilidad Social Empresarial, y sorprendió a todos con la lectura de una carta, que recibió recientemente, de un pequeño empresario catalán, con el que mantiene una relación comercial desde que este empezó con su actividad.

En la misma, este empresario, Roberto Ruiz, que explota junto con su socio una pequeña empresa de elaboración de patés de aceitunas llamada 'Roberto & Lázaro' y que ha sido calificada por expertos como el mejor producto de su gama en Europa, cuenta a Juvasa cómo el problema originado por la deriva soberanista en Cataluña está ahogando a su empresa, hasta el punto de que las ventas han ido bajando en los últimos meses, hasta que el pasado mes de septiembre descendieron un 70% con respecto a sus previsiones.

"No se trata de un boicot activo hacia nuestros productos, pero nos estamos muriendo porque no nos compran", decía en su misiva, al tiempo que confesaba que no disponían de recursos para hacer frente a las compras que tenían comprometidas y pidiendo a ayuda para subsistir, ya que por parte del Gobierno catalán no estaban encontrando ningún tipo de apoyo.

Roberto Ruiz relataba además en su carta que los empresarios de Cataluña "también tienen derecho a la existencia, a pesar de nuestros malos gobernantes", pidiendo asimismo que el origen de los productos no condicionara la compra de los productos.

Ante la misma, Jesús Valle contó cómo su empresa, pese a que no se lo podía pagar, decidió comunicarle que le iban a enviar el pedido de tarros de cristal acordado, necesario para que pudiera seguir con su actividad, como gesto de solidaridad hacia el sector empresarial. "Está claro que es algo que no podemos hacer siempre, pero en este caso no hemos pensado si se trata de una empresa de Cataluña o de otro lugar, sino en la necesidad de un empresario", concluyó.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos