:::: MENU ::::

20 oct. 2017

  • 20.10.17
Los pocos cables que mantienen en pie al Partido Popular en Dos Hermanas están ya tan pelados que a nada que se alteren empiezan a saltar chispas, que en algunos casos vaticinan un apagón de incalculables consecuencias. Y una de esas chispas saltó ayer en el transcurso del Pleno municipal a raíz de la moción que el Grupo Popular presentó en el Ayuntamiento, y en la que solicitaba el apoyo del Consistorio a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.



Pero, claro, además de que -como denunciaron casi la totalidad de los grupos políticos- se trataba de la tercera que presentaba el PP en este mismo sentido en los últimos cuatro meses, el uso de la palabra fue aprovechado por la concejal no adscrita Cristina Alonso, ex portavoz precisamente del Grupo Popular, para pelar un cable más.

Dicho sea de paso que la moción salió adelante con el apoyo de los grupos Socialista, Popular y Ciudadanos, y de la citada Cristina Alonso, no sin antes mostrar todos -incluso aquellos que no votaron a favor, como Sí Se Puede e IU- su apoyo a la Guardia Civil y a la Policía Nacional frente a los ataques que viene sufriendo y como garantía de los derechos de los ciudadanos, pero no por el hecho de que sean utilizados como "arietes" de los problemas políticos.

Cuando tomó el uso de la palabra Cristina Alonso, lo primero que hizo es entonar un "¡Basta ya!" a la presentación de mociones como la aludida, para a continuación lanzar un tremendo ataque contra la portavoz popular, Mari Carmen Espada, a quien acusó de "hipócrita" y "cínica" y de tener "poca vergüenza" por no apoyar a compañeros de grupo, como fue primero su caso y como está ocurriendo ahora con el edil Luis Gómez, a quien tienen apartado de cualquier órgano de decisión.

Y todo a raíz, en este último caso, del incumplimiento del acuerdo de que la portavocía del grupo municipal debía ser rotatoria, y que ostenta desde hace un año y medio Mari Carmen Espada, cuando -según el mismo- debía haberla cedido ya bien a Luis Paniagua, bien a Luis Gómez.

"Usted", dijo Cristina Alonso en alusión a Mari Carmen Espada, "se dedica a quitarle trabajo al compañero, sin tener en cuenta sus derechos... Este no es un problema personal entre el partido y la señora Espada y yo, sino que aquí hay que dar explicaciones, no sólo a los afiliados, sino a los votantes, al Pleno y a todos los nazarenos. Quítese ya la careta, señora Espada. Está preocupada únicamente por su sitio en el partido... Ha dejado muchos cadáveres ya en el camino... Explique a todos los aquí presentes por qué pretende usted cobrar cuatro veces más quitándoselo a sus compañeros. Pero hasta aquí hemos llegado. Si tiene usted un poco de decencia, deje el cargo del partido y su acta de concejal".

La "concejala tránsfuga"

La contestación en este caso a la concejal no adscrita Cristina Alonso vino por parte del popular Luis Paniagua -Mari Carmen Espada no hizo uso de la palabra-, quien pidió "a la concejala tránsfuga" que superara de una vez su salida del PP y de que no se metiera en asuntos de un partido que ya no es el suyo, al tiempo que criticó al alcalde por permitir que se entrara en cuestiones que no tenían nada que ver con el motivo de la moción.

"Nosotros estamos muy contentos de que usted ya no esté en el Partido Popular. Usted es ya triste historia de este partido. Ni la querían antes, ni los que están ahora, ni nadie", dijo Paniagua, quien reconoció públicamente que "quizás" él se equivocó por pasearla por muchos despachos "para que usted fuese la candidata", momento en el que hizo referencia a una vieja teoría que escuchó cuando llegó al PP de Dos Hermanas sobre la denominada 'Teoría de la cabra'.

Esta, según explicó, consiste en que el 'suelo' del Partido Popular en Dos Hermanas hace que este obtenga un mínimo seis concejales, "y usted rompió incluso esta teoría de la cabra", añadió, ya que en las pasadas Elecciones Municipales el PP sólo logró cuatro. "Esa ha sido su gran aportación al Partido Popular", concluyó.

En la contrarréplica, Cristina Alonso reprochó a Espada que no atreviese a contestarle -"eso ya lo sabía yo", dijo-, al tiempo que la acusó de pretender cobrar más de 3.600 euros al mes, cantidad que rectificó en parte después de que Paniagua le indicara que en el Ayuntamiento nazareno nadie cobraba esas cantidad, para añadir esta edil que se refería a cobrar por la liberación completa dentro del Grupo Popular.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos