:::: MENU ::::

1 nov. 2017

  • 1.11.17
Dos Hermanas, como la gran mayoría de los municipios españoles, ha vuelto a vivir con pocas horas de diferencia -las que separan la noche del día- dos formas diferentes de celebrar la previa del Día de los Difuntos y el Día de Todos los Santos. Una de influencia anglosajona, asentada ya desde hace unos años en nuestro país por la influencia de las series americanas, y otra católica, que conviven ya en el tiempo.



Este 1 de noviembre, el cementerio de San Pedro de Dos Hermanas se ha vuelto a llenar de nazarenos y nazarenas con motivo de la celebración del Día de Todos los Santos, haciendo que el camposanto se convierta en un lugar para el recuerdo eterno hacia quienes se han ido, hacia unos seres queridos que siempre estarán ahí y cuya memoria se honra con una larga visita que supone renovar las flores marchitas por otras frescas y adecentar el pequeño espacio donde reposan.



Los aparcamientos de los alrededores del Cementerio nazareno se han vuelto a llenar, y dentro todo ha sido desde primeras horas de la mañana un ir y venir de familiares y amigos de quienes allí reposan, que quieren mantener una tradición que se transmite de generación a generación y con la que se quiere perpetuar la memoria de los seres queridos.



Unas horas antes, Dos Hermanas también se vio inmersa en una reciente forma de celebrar la fiesta de los difuntos, de influencia anglosajona pero que desde hace ya unos cuantos años ha calado en la sociedad española, especialmente por la influencia de las películas y series americanas, y que hace que niños y jóvenes gusten de disfrazarse con motivos que hacen referencia a la Noche de las Brujas o de los Muertos.

Tomado más en España como una fiesta, en la que se busca la diversión a través del miedo, el caso es que cada vez son más las personas o colectivos que se han sumado a esta celebración de Halloween, concebido algunas veces como una forma de divertirse y otras como un negocio.



La prueba es que los lugares más concurridos del centro de Dos Hermanas y de barriadas como Montequinto o Fuente del Rey se vieron invadidos por grupos de jóvenes, o de niños y niñas que iban acompañados por sus padres, que ambulaban ataviados con prendas, máscaras o pinturas con las que se jugaba a dar miedo; y bien que algunos lo consiguieron.

De forma especial volvieron a destacar las fiestas que acogieron el Aula de la Naturaleza de Fuente del Rey y la particular casa ubicada en el número 30 de la calle Liorna que, bajo la denominación de 'La Mansión del Miedo', reúne a cientos de personas que se sienten atraídos por unos espectaculares montajes.



Pero este año ha destacado también de forma especial la II Velada Halloween que ha organizado el CSD Vistazul, cuya sede se vio literalmente desbordado durante la noche de este martes por una multitud de personas que acudieron no solo a la llamada del miedo, sino también a la de un espacio que reunía distintas atracciones y espectáculos. Junto a esta igualmente llevaron a cabo distintas actividades otras asociaciones, bien vecinales, como la de La Moneda, bien sociales, como el CSCD Fernando Varela o el Centro Social La Motilla, entre otros.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos