:::: MENU ::::

25 nov. 2017

  • 25.11.17
La marcha que recorrió durante la tarde de este viernes algunas de las calles del centro de la ciudad sirvió de nuevo para que, frente a la complejidad que supone abordarla, se pidiera a la sociedad en general que abandonara "el silencio cómplice" y para exigir un compromiso activo en la lucha contra la violencia de género "si queremos vivir en una sociedad donde las mujeres se sientan libres y seguras".



Estas palabras se recogían en el Manifiesto que la delegada de Igualdad y Educación del Ayuntamiento de Dos Hermanas, María Antonia Naharro, leyó ante las puertas de la Casa Consistorial instantes después de que concluyera la celebración de una marcha con motivo del Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres, en la que participaron unas 250 personas y que contó con la presencia de representantes de todas las fuerzas políticas con representación municipal.


La marcha, encabezada por una pancarta en la que se podía leer 'Dos Hermanas contra la violencia machista', partió sobre las 18:00 horas desde la Plaza del Arenal, y, tras pasar por algunas de las calles más céntricas de la ciudad, concluyó ante el Ayuntamiento, donde se dio lectura a un manifiesto y se desarrolló una 'perfomance' a cargo del Taller 'Mujeres en Movimiento'.



Ante las puertas de la Casa Consistorial, y en presencia de los manifestantes, muchos de los cuales portaban paraguas morados, la delegada de Igualdad se refirió a la celebración del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres y a que la eliminación de esta pasaba "por el compromiso ético, político y social".

María Antonia Naharro expresó su "dolor" por las 50 mujeres y diez menores asesinados en España en lo que va de año, mostrando la solidaridad con sus familiares, así como hacia todas las mujeres que han sufrido o están sufriendo cualquier tipo de violencia de género, "muy especialmente con las mujeres prostituidas, porque la prostitución no es una profesión, es una forma de explotación, una forma de violencia de género extrema, y, como tal, debe ser abolida".



El manifiesto recogía el compromiso del Gobierno municipal para avanzar en la erradicación de la violencia hacia las mujeres, dotando de los presupuestos y recursos necesarios la atención integral hacia las víctimas de maltrato, así como para garantizar su seguridad y las de sus hijos e hijas.

En el mismo se destacó el reciente Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aunque aún siga siendo insuficiente ante la complejidad de este tipo de violencia, de ahí que se considerada "imprescindible" establecer unos mayores mecanismos de coordinación y que "la sociedad abandone su silencio cómplice", exigiéndole "un compromiso activo en la lucha contra la violencia de género si queremos vivir en una sociedad verdaderamente democrática, donde las mujeres se sientan libres y seguras".

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos