:::: MENU ::::

5 nov. 2017

  • 5.11.17
Juan José Carrasco Mateos se ha convertido en nuevo hermano mayor de la Hermandad de la Estrella, en sustitución de José Moreno Plaza, después del Cabildo General de Elecciones que se celebró este sábado, día 4 de noviembre, en la casa-hermandad de la calle Melliza y en el que contó con el respaldo de 98 votos a favor, frente a solo cuatro en blanco.



Juan José Carrasco Mateos, de 54 años de edad, es un nazareno nacido en la calle misma Melliza, lugar donde sigue viviendo, precisamente a pocos metros de la casa-hermandad de La Estrella, corporación conocida popularmente como La Borriquita. Administrativo comercial de la cadena de supermercados Cody, casado y con una hija, es hermano de la Estrella desde el año 1970, comenzando con algunas responsabilidades primero en el Grupo Joven, del que fue secretario, y desde hace ocho años miembro de la Junta de Gobierno, primero como diputado de Caridad y en esta última etapa como diputado de Cultos.

A las mismas puertas de la casa-hermandad de la Estrella, Juan José Carrasco respondió a esta breve entrevista.

- ¿Cómo ha sido el paso para aspirar a ser hermano mayor de la Estrella?

- Pues porque la Junta de Gobierno actual decidió proponerme para esta responsabilidad. Es algo que he tenido que meditar, aunque mentiría si dijera que me ha costado trabajo decidirme. Los que estamos al pie del cañón, tirando de la Hermandad todo el año, es algo que uno puede llegar a tener en mente, lo que ocurre es que es una responsabilidad bastante importante que hay que madurar. Pero entre todos me convencieron y al final dije que sí.

- ¿Cómo ha visto a la Hermandad en esta última etapa?

- La Hermandad ha evolucionado en muchos aspectos de una manera bastante importante. En otros, no como nos gustaría, porque llevamos muchos años padeciendo una crisis económica importante, lo que se ha visto reflejado en menos donativos, menos ingresos, menos hermanos..., algo en lo que nos hemos visto resentidos no solo nosotros, sino todos porque ha sido algo generalizado. Pero afortunadamente al tema de Caridad se le ha dado un vuelco muy importante. Hace ocho años yo era responsable de Caridad, pero cuando entró mi compañero Miguel Ángel Badillo se le dio un vuelco radical y no nos imaginábamos nunca que íbamos a poder ayudar a una cantidad tan importante de familias. Desde que ideamos la 'Operación Potito' han sido muchas las familias que se han beneficiado, algo que para nosotros es la mayor satisfacción que podemos tener, ya que de esta forma podemos paliar en algo las necesidades de esas familias. Una hermandad se debe de fundamentar en tres pilares: cultos, formación y caridad. Y no hay más. Pero si además podemos sacar pasos a la calle, mejor, y si podemos estrenar enseres, mejor..., pero no puede faltar nunca ni el culto a las imágenes, porque dejaríamos de ser una entidad religiosa; ni la formación, porque dejaríamos de ser santo y seña para todos los nazarenitos nuevos, ni podemos olvidarnos de la caridad, porque si tu hermano está pasando necesidad y tú miras para otro lado, complicado.

- ¿Qué tiene en mente para los próximos cuatro años?


- Hay proyectos, claro, pero todo va a depender de cómo vaya evolucionando el tema económico y de las respuestas que tengamos. Nosotros tenemos una hipoteca muy importante que nos lastra cualquier gran proyecto, porque tenemos un altar de la Virgen a medio hacer, la ilusión de seguir aumentando el número de familias a las que ayudar con la Operación Potito, el palio necesita una reforma urgente..., pero, claro, insisto en que todo va ir en función de la respuesta que tengamos de los hermanos.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos