:::: MENU ::::

26 nov. 2017

  • 26.11.17
La Fiscalía ha solicitado una pena global de 16 años de prisión para los dos hermanos de Carlos Ríos Rivas, conocido como 'Pasoslargos', quien fue encontrado en diciembre de 2015 encerrado en un palomar, al aire libre, desnudo y en unas condiciones deplorables. Ambos serán juzgados a primeros de próximo año por los delitos de integridad moral, detención ilegal y apropiación indebida.



La noticia en relación con el hombre que fue encontrado encerrado en un espacio de una casa que no reunía las mínimas condiciones dio entonces la vuelta no solo a España sino también a distintos lugares del mundo. Todo ocurrió en la vivienda situada en el número 26 de la calle San José, de Dos Hermanas, en cuya azotea, definida por entonces como un 'palomar', fue hallado 'Pasoslargos' por la Policía Nacional de forma casual.

Carlos recibió el mote de 'Pasoslargos' por su peculiar forma de andar, con zancadas largas, que se correspondían con un cuerpo enjuto, espigado y que solía llamar la atención de quienes se cruzaban con él porque casi siempre iba vestido igual, especialmente con un abrigo con el cuello levantado, ya fuera invierno o verano, y un cigarrillo encendido cuyo humo aspiraba con ansiedad. Se trataba de una persona muy conocida en el centro de Dos Hermanas, especialmente entre sus vecinos de la calle San José y su entorno y, también, entre aquellos que frecuentaban lugares como el Ambulatorio de la calle Antonia Díaz y el entorno de la zona de Los Jardines.

Carlos, que entonces contaba con 59 años de edad, es un enfermo mental que vivió durante toda su vida con sus padres, hasta que se fueron muriendo, y luego quedó a cargo de sus hermanos, un varón, Guillermo, que hoy tiene 78 años de edad, y una mujer, Águeda, de 63 años, quienes desde entonces lo tuvieron recluido en unas condiciones deplorables y, además, apoderándose del dinero que recibía por su pensión, en torno a 1.000 euros mensuales, que elevan el total de lo apropiado, entre los años 2011 y 2015, a algo más de 64.000 euros.

Un hallazgo casual

La penosa historia por la que pasaba 'Pasoslargos' se conoció de forma casual a raíz de que agentes de la Policía Nacional acudieran a primeros de diciembre del año 2015 a las proximidades de la calle San José tras el aviso del propietario de un kiosco debido a las molestias que estaba causando un hombre borracho, y al que decidieron acompañar a su domicilio, situado a pocos metros.

El caso es que, una vez allí, los agentes entraron en el interior de la vivienda, de una sola planta, y observaron una puerta al final de un pasillo cerrada con una cadena tipo pitón y un candado, algo que les llamó la atención, preguntando a esta persona y contestando que allí se encontraba su hermano, que tenía problemas mentales y que por su seguridad lo mantenían aislado.

Debido a la extraña situación que presenciaron, los agentes solicitaron entonces a esta persona, y a su hermana, que se encontraba allí, que abriera la cadena y la puerta para poder comprobar el estado de su hermano, encontrando a Carlos, tras ascender a una especie de palomar, sin techo, de unos tres metros cuadrados, completamente desnudo y tumbado en un colchón. "Su estado de salud e higiene era lamentable y las condiciones del lugar eran completamente insalubres, con botellas y cubos donde hacía sus necesidades básicas, sin acceso a agua corriente ni a un aseo", indicó por entonces la Policía.

Ante estas circunstancias, los dos hermanos fueron conducidos detenidos a la Comisaría de Dos Hermanas, y la persona recluida fue llevado a un centro hospitalario y días después a una residencia de ancianos, en Alcalá de Guadaíra, donde vive desde entonces.

A principios del próximo año, los hermanos de 'Pasoslargos' serán juzgados por los delitos de integridad moral, detención ilegal y apropiación indebida continuada, lo que suma penas para ambos de 16 años de prisión.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos