:::: MENU ::::

22 dic. 2017

  • 22.12.17
La Guardia Civil ha detenido a un total de 17 personas, además de investigar a otras quince, en el transcurso de la denominada 'Operación Bordalla', con la que se han conseguido desactivar ocho puntos de venta de heroína y cocaína en distintas localidades de la provincia de Sevilla. Uno de los detenidos es un vecino de Isla Menor, en Dos Hermanas, que proveía de droga a dos clanes.



La investigación la iniciaron agentes de la Guardia Civil de la Compañía de La Rinconada en noviembre de 2016, cuando se detectó un aumento en el consumo de drogas en varias localidades de la comarca de la Sierra Norte, entre ellas Almadén de la Plata, Castilblanco de los Arroyos y Alcalá del Río, lo que se veía reflejado en un aumento de los delitos de robos en la zona.

La laboriosa investigación, que ha durado más de un año, consiguió detectar dos grupos, denominados 'Clan de los Brioso' y 'Clan de los Sampedro', que se encontraban afincados en Almadén de la Plata y Castilblanco de los Arroyos, respectivamente, si bien tenían conexión con proveedores de Sevilla e Isla Menor (Dos Hermanas), que proveían de droga a pequeños traficantes de la comarca. La investigación se vio dificultada debido a las fuertes medidas preventivas y de vigilancia que habían adoptado, existiendo incluso personas vinculadas con la organización cuya función era dar el aviso ante la presencia de los miembros de las fuerzas de seguridad.

Los agentes, junto con efectivos de la Policía Local de Catilblanco de los Arroyos, realizaron quince registros simultáneos en Almadén de la Plata, Castilblanco de los Arroyos, Isla Menor (Dos Hermanas) y Sevilla capital, donde se incautaron 354 gramos de cocaína de gran pureza, 70 gramos de heroína pura, acompañada de 2,6 kilogramos de sustancias de corte, lográndose retirar de las calles más de 30.000 dosis de estas sustancias resultantes, muy perjudiciales para la salud.

También se han intervenido 2,2 kilogramos entre bellotas y polen de hachís y seis kilogramos de cogollos de marihuana preparados para la venta, seis balanzas de precisión, así como otras sustancias demandadas, como anabolizantes, viagra, gran cantidad de tabaco de contrabando, más de 30 teléfonos móviles, cuatro vehículos, unos 35.000 euros en efectivos, joyas por un valor estimado en 15.000 euros y dos armas largas simuladas.

Tal cantidad de registros ha sido posible gracias a la coordinación llevada a cabo por la jueza instructora de Cazalla y del fiscal del caso, así como de la participación de diversos letrados de justicia que han contribuido al eficaz resultado de esta operación. Asimismo, la Guardia Civil ha destacado la colaboración de Policía Local de Castilblanco de los Arroyos.

Los nueve cabecillas de los clanes desarticulados han sido puestos ya a disposición judicial, decretando la autoridad judicial el ingreso en prisión sin fianza de todos ellos. La investigación, además, continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos