:::: MENU ::::

12 dic. 2017

  • 12.12.17
En dos años, a partir de que una comisión técnica fije en el primer trimestre de 2018 todo lo relacionado con la inversión y necesidades de infraestructuras necesarias, podría entrar en funcionamiento la plataforma reservada que enlazará, mediante un autobús ecológico, la última parada de la línea 1 del Metro en Montequinto, que es Olivar de Quintos, con el casco urbano de Dos Hermanas.



Esta es, al menos, la previsión que tanto el alcalde nazareno, Francisco Toscano, como el consejero de Fomento de la Junta de Andalucía, Felipe López, han lanzado después del primer encuentro que ambos han mantenido en el Ayuntamiento de Dos Hermanas con vistas a buscar una solución "viable" para facilitar la movilidad de la segunda población más importante del área metropolitana con la capital sevillana.

Ya lo apuntó el alcalde nazareno el pasado mes de octubre precisamente con motivo de una visita que ambas autoridades realizaron a las obras que se están llevan a cabo para el desdoble de la A-392, que une Dos Hermanas con Alcalá de Guadaíra, pero justo este martes se han puesto las bases para que se empiece a trabajar de forma seria en un proyecto que contenta tanto a una parte como a otra, por cuanto el coste económico sería muy inferior al previsto si se mantuviera la construcción de la línea de bus para el tranvía, y por cuanto daría solución a una conexión que beneficiaría a miles de nazarenos.

Toscano fue el primero en adelantar, tras este encuentro en el Ayuntamiento, que en el primer trimestre de 2018 se creará una comisión técnica de trabajo que deberá concretar cómo se podrían llevar a cabo esta obra para construir la plataforma reservada para el autobús y el coste de la misma, así como determinar si se trata de algo viable.

Asimismo, al entender tanto el alcalde como el consejero que se trata de una solución viable, y, como dijo Toscano, de "fácil" ejecución, se intentará que esta nueva infraestructura pueda entrar en funcionamiento en el plazo de dos años; es decir, para el año 2020, horizonte que el Felipe López calificó de "razonable".

El alcalde nazareno recordó que la construcción del tranvía desde Olivar de Quintos y hasta el casco urbano quedó paralizada hace uno dos años debido a la crisis económica, algo que "nos preocupa", dijo, por cuanto esta línea daría servicio a toda la zona de Entrenúcleos -actualmente en desarrollo en algunas de sus fases- y del casco urbano a través desde Arco Norte y hasta la prolongación de la antigua autovía N-IV -ya denominada Avenida 4 de Diciembre-.

"Pese a que las obras llegaron a estar adjudicadas" señaló Toscano, "e incluso ejecutada en algunas fases, estas quedaron paralizadas, por lo que ahora se trata de que le demos vueltas para ver cómo se pueden recuperar, y si necesariamente tiene que ser como estaba previsto -tranvía- en el proyecto inicial o con otro nuevo -plataforma reservada de autobús-".

El alcalde añadió que era consciente de que lo prioritario para el transporte colectivo es que haya una vía reservada que no sufra interrupciones, y que dado que con las obras públicas no sólo hay que preocuparse de la inversión, sino también del mantenimiento y la sostenibilidad, "pues con el deseo de que no se retrase más, y ante el hecho de que hay proyectos que empiezan a moverse de nuevo en la zona de Entrenúcleos, se va a retomar este proyecto, que pasa porque esa canalización que ya está prevista no tenga por qué ser algo rígido, como es un tranvía, sino convertirla en una plataforma reservada para que haya un autobús, que se alimente de una manera ecológica, bien por gas o bien por electricidad, y que cuente con la ventaja de que circule en exclusiva por esa vía".

Esto haría que la inversión "sea mucho más económica que la prevista" y que el coste de la explotación "sea más sostenible para las administraciones", algo en lo que redundó el consejero de Fomento: "La Consejería no ha desistido de facilitar la movilidad en una ciudad que es la segunda más importante de la provincia y en un entorno metropolitano de los más importantes de Andalucía. Por eso buscamos un transporte que sea asequible, accesible y sostenible y que pueda competir con el coche, y que no necesariamente tenga que ir sobre raíles para alcanzar los mismos objetivos".

Dos pequeñas infraestructuras por ejecutar

Hay ya una parte de la obra que ya se encuentra realizada, como es el paso sobre la futura ronda de circunvalación SE-40, de forma que los 5,1 kilómetros que separan la terminal de Metro de Olivar de Quintos del núcleo de Dos Hermanas sólo habría que habilitarlos y, eso sí, levantar dos pequeñas infraestructuras más.

De confirmarse todo, la futura plataforma reservada en autobús arrancaría por tanto desde la última para del Metro en Montequinto, que es Olivar de Quintos, para enlazar luego con los bulevares Manuel Clavero Arévalo y Felipe González, en un tramo que dará servicio a la zona de Entrenúcleos y a la futura Universidad de Loyola Andalucía, pasaría luego por el parque metropolitano Dehesa de Doña María, a partir de donde se tendrían que levantar dos estructuras a la altura de la Avenida de las Universidades y hasta enlazar con la N-IV, para tomar a continuación por todo el eje de la antigua N-IV, que pasa por las barriadas de La Motilla, Cantely, San Pablo, Las Portadas, El Rocío y Las Torres, e incluso dar servicio también a toda la zona industrial del Polígono Aceitunero, donde pronto comenzará a funcionar la nueva fábrica de Ybarra.

El único problema que existe, según indicó el alcalde, es la expropiación de un chalé que hay debajo del puente de la Avenida Adolfo Suárez, lugar donde en su momento se intentó que Renfe pusiera un apeadero que sirviera de intercambiador entre el tranvía y el Cercanías.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos