:::: MENU ::::

28 dic. 2017

  • 28.12.17
José Rey Rubiales es desde el pasado 1 de diciembre el nuevo coordinador de Protección Civil en Dos Hermanas, una de las localidades andaluzas que cuenta con más voluntarios y que desarrolla una labor muy importante en acontecimientos locales como la Cabalgata de los Reyes Magos, la Romería de Valme, la Semana Santa, la Feria de Mayo o distintos eventos deportivos.



José Rey Rubiales es un nazareno 51 años de edad que comenzó entregando su tiempo libre en el año 1998 a la Cruz Roja de Dos Hermanas, y que luego se pasó a Protección Civil, donde desde el primer día comenzó a asumir responsabilidades, hasta llegar ahora a la dirección de este servicio.

En el verano del año 2013 toda su familia sufrió el tremendo golpe de perder a su hijo José, de 22 años, como él voluntario de Protección Civil, en un desgraciado accidente de tráfico. Tal vez por ello, y en recuerdo de una memoria que siempre permanecerá vida, tanto él como su esposa, María del Mar Ontanilla, y su hijo Alejandro, de 20 años, también se han involucrado con este servicio de voluntariado en Dos Hermanas. Y hasta en menor medida, porque aún cuenta con 11 años de edad, su hija pequeña, Paula.

- ¿Cuantos años lleva ya en Protección Civil?

- Desde el año 2010.

- ¿Y por qué se decidió a entrar en este servicio?

- Yo era voluntario de Cruz Roja desde el año 1998, del que lo sigo siendo aunque en estos momentos no de forma activa, y como teníamos una sede junto a la otra, les comenté que cualquier día me iba a Protección Civil. Poco después hubo una reestructuración y me ofrecieron ser jefe de grupo, y a partir de ahí comencé a trabajar en la escala de mando. Por desgracia, el año pasado falleció el compañero Francisco Javier Castellano, que en principio era la persona destinada a asumir esa función, y como se ha jubilado también Antonio Bocanegra, que era el anterior coordinador, pues ahora me ha tocado a mí.

- ¿Pero qué es lo que hay en usted que le lleva a colaborar de forma altruista por el bien de los demás?

- A mí siempre me ha gustado colaborar de una forma o de otra. Económicamente no puedo hacerlo con nadie, dadas mis circunstancias profesionales, pero sí puedo entregando mi tiempo libre.

- ¿Y le recompensa de alguna forma?

- A mí me llena. Siento una paz interior que es como si fuera mi sueldo. Aquí nadie cobra nada, pero sí contamos al menos con la satisfacción personal de ayudar a los demás. Así lo vemos desde luego todos los que estamos aquí, que entendemos que es la forma más directa de colaborar con nuestros vecinos.

- ¿Cree que los ciudadanos reconocen vuestra labor?

- A quienes sí y quienes no, sobre todo cuando prestamos ayuda para proceder al corte de una calle por la celebración de un evento, porque hay quienes se cabrean con nosotros. Pero por regla general creo que sí, que reconocen nuestro trabajo, aunque también hay quien se encuentra muy equivocado con respecto a nosotros, porque piensan que somos trabajadores o que somos policías frustrados, cuando todos somos voluntarios y no cobramos absolutamente nada. En fin, cada uno sabrá cómo ve las cosas, pero nosotros sabemos cómo son y que cuando nos vamos a casa después de un servicio, sabemos que hemos hecho un bien.

- ¿Cuántos voluntarios tiene en estos momentos Protección Civil de Dos Hermanas?

- Cerca de 130 voluntarios, aunque lógicamente no siempre están todos disponibles. Pero, por ejemplo, en el último evento grande que hemos tenido, que fue la Romería de Valme, dispusimos de setenta voluntarios, con la ayuda también de compañeros de otras agrupaciones de fuera de Dos Hermanas, que ese día nos quitamos de estar con nuestra familia para colaborar con el dispositivo de seguridad y sanitario que se había montado. Porque nosotros colaboramos con Policía Local, Bomberos, Cruz Roja, con los servicios sanitarios de EPES..., con lo que haga falta.

- Porque también es cierto que si hace falta que echéis una mano fuera de Dos Hermanas, o viceversa, así se hace, ¿no?

- Claro. Si hay algunas localidades vecinas que requieran de nuestra presencia porque cuenten con un gran evento, pues nos piden ayuda y nosotros acudimos para lo que sea necesario.

- ¿Con cuántos vehículos cuenta Protección Civil de Dos Hermanas?

- Con cuatro: dos coches de mando, una furgoneta y una ambulancia, además de otra furgoneta de transporte adaptado que pertenece a la Delegación de Asuntos Sociales pero que la usamos nosotros siempre que nos lo requieren.

- El número de voluntarios con los que contáis, ¿es suficiente o se necesitan más para una gran población como Dos Hermanas?

- Está claro que cuantos más voluntarios tengamos, mejor, porque así costará menos trabajo organizar un gran evento, pero hay agrupaciones de grandes ciudades que disponen de bastantes menos que nosotros.

- ¿La agrupación de Dos Hermanas puede ser de las más importantes que hay en la provincia de Sevilla?

- De Sevilla y de Andalucía diría yo.

- O sea, que Dos Hermanas es un ejemplo en cuanto al voluntariado de sus ciudadanos.

- Según indican las estadísticas, sí.

- ¿Qué pensó cuando le propusieron para asumir la responsabilidad de Protección Civil en Dos Hermanas?

- Era algo que ya se veía venir, pero cuando me lo confirmaron, pues lo estuve pensando, porque está claro que esta responsabilidad te quita tiempo de tu familia, de tu ocio y de todo, pero, al final, vuelvo a insistir: ver luego la recompensa personal que te queda es algo muy satisfactorio.

- ¿Este nombramiento es por un tiempo concreto?

- En principio, hasta que la Corporación municipal diga lo contrario. Si la cosa va bien, no creo que haya problemas en seguir, pero si meto la pata, lógicamente me destituirán y nombrarán a otra persona.

- Es de imaginar que se acordaría mucho de su hijo, José Rey Ontanilla, también miembro como usted de Protección Civil, y que falleció en el año 2013 a la edad de 22 años en un accidente de tráfico.


- Me acordé mucho, claro. Él entró detrás mía en Protección Civil, acompañándome, y ahora me falta a mi lado.

- Pero este esfuerzo va dedicado a él, seguro.

- El resto de los días que me queden irán dedicados a mi hijo, independientemente de que tengo dos hijos más y a mi mujer; pero él estará siempre ahí.

- Incluso su mujer también se ha hecho voluntaria de Protección Civil.


- Menos mi hija chica, que tiene 11 años, la verdad es que estamos toda la familia implicada de cierta forma.

- ¿Cuál es el día a día de una persona que coordina todo este trabajo en Protección Civil?

- Pues sacar todo el tiempo que me quede libre para realizar gestiones relacionadas con la agrupación, hablar con la Delegación de Movilidad sobre los distintos servicios que tengamos, además de con todas las entidades que nos requieran, como asociaciones de vecinos, hermandades... En estas fechas también contamos todas las tardes con compañeros que están por la tarde dando vueltas por las zonas más comerciales ante cualquier cuestión que pueda requerirnos un ciudadano. Y en estos momentos estamos centrados, por ejemplo, en la organización de la Cabalgata de los Reyes Magos, donde desarrollamos un trabajo bastante importante, con reuniones de coordinación dentro de la Junta Local de Seguridad para preparar todo lo relacionado junto con la Policía Local, Cruz Roja y Bomberos.

- ¿Cuáles son los acontecimientos más importantes a los que os enfrentáis todos los años?

- La Cabalgata de los Reyes Magos, como acabo de comentar, pero también la Romería de Valme, la Semana Santa y la Feria.

- Para cualquier persona que pueda leer esta entrevista, ¿cómo se le podría animar para que se hiciera voluntario de Protección Civil?

- Se trata de transmitir que Protección Civil somos todos, porque la seguridad de un evento depende de todos los ciudadanos, y especialmente por parte de aquellos que dispongan de un poco de tiempo y a los que les guste colaborar con los demás y con su pueblo. Si es así, nosotros luego le brindaremos la oportunidad de sentirse mejor persona.

- ¿Se requiere algún requisito o conocimiento especial para convertirse en voluntario?


- En principio, cualquier persona puede serlo siempre que sea mayor de edad y tenga muchas ganas de colaborar. Y, claro, cuantos más conocimientos tenga una persona, mejor, porque dependiendo de ellos se podrá aprovechar para un área u otra. Pero a todos cuantos entran en la agrupación se les imparte una formación en cuanto a la organización, en cuanto a primeros auxilios sanitarios, para el uso del desfibrilador, para actuar en casos de incendios o en materia de tráfico... En este aspecto contamos con una formación permanente.

- Por cierto, vais a contar con un nuevo desfibrilador.

- La nueva normativa nos ha llevado a tener que disponer de uno nuevo homologado, que ya por fin nos ha llegado esta misma semana.

- En todos estos años como voluntario, ¿guarda algún recuerdo especial de la labor que ha realizado?

- La verdad es que al margen de cuando hemos tenido que intervenir por inundaciones o con el incendio de la fábrica de Ybarra, donde estuvimos durante dos o tres días, siempre mantendré en el recuerdo mi primer servicio, que, aunque fue algo muy simple, me llenó mucho. Fue el hecho de colaborar con entidades sociales para llevar a personas disminuidas físicamente para que votaran en unas elecciones, así como a unas religiosas de una residencia, y cuando terminamos en este último caso la madre superiora nos dio las gracias, y la verdad es que sus palabras me llenaron y me sentí orgulloso de realizar esa labor. Además, impartimos clases de seguridad en los colegios, sobre el manejo de extintores... La verdad es que abarcamos muchos campos. Y siempre que nos lo soliciten, estaremos allí.

FRANCISCO GIL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos