:::: MENU ::::

22 dic. 2017

  • 22.12.17
María del Carmen Martín Barbero es la persona que se encargará este sábado, día 23 de diciembre, de pregonar en el Teatro Municipal de Dos Hermanas la Cabalgata de los Reyes Magos, una de las celebraciones más populares de cuantas se viven a lo largo del año. Y lo hará en el transcurso del acto en el que se proclamará también a los personajes que encarnarán a los Reyes Magos, a la Estrella de la Ilusión y el Cartero Real.



El Teatro Municipal Juan Rodríguez Romero acogerá este evento a partir de las 12:30 horas. Previo al pregón que pronunciará María del Carmen Martín Barbero, se designará, en el acto que tradicionalmente organiza la Asociación Pro-Cabalgata Estrella de la Ilusión, a los personajes que el próximo 5 de enero encarnarán a Melchor, Diego Gómez Millán; Gaspar, Odilo García Vázquez, y Baltasar, José María Parejo Olmedo, además de a la Estrella de la Ilusión, Helen María Núñez Ruiz, y al Cartero Real, Manuel Gómez Sotelo.

Luego será el turno para la palabra de la pregonera de esta celebración, quien será presentada por Juan José Rodríguez Martín, su sobrino, una persona que desde bien pequeño no ha dejado de colaborar con la Cabalgata nazarena.

María del Carmen Martín Barbero es una nazarena 43 años de edad, hija de José Manuel Martín Postigo y Antonia Barbero Muñoz, casada con Eduardo Arana Rueda, cardiólogo, y con dos hijas, Carmen, de 9 años, y Rocío, de 6. Ella es farmacéutica, y ostenta desde hace 18 años la céntrica farmacia que se encuentra en la calle Nuestra Señora del Carmen. Además, con anterioridad fue exaltadora de la Navidad y Pregonera de la Romería del Rocío.

- ¿Cuál es su estado de ánimo a pocas horas de pronunciar el pregón?

- Es una mezcla de sentimientos. Estoy muy contenta por el hecho de que me designaran pregonera de la Cabalgata, porque además he notado con respecto a otros pregones que a la gente le hace mucha ilusión todo lo relacionado con los Reyes Magos. En los otros pregones me decían: '¡Ay, mira qué bien!, pero en este de los Reyes se nota que todo el pueblo tiene una gran ilusión, algo que a mí misma me ha sorprendido. Lo que ocurre es que hace una semana ha fallecido una tía mía, que era mi madrina, y entonces estoy viviendo sentimientos encontrados. Pero está claro que no va a dejar de ser un día que vamos a disfrutar mucho toda la familia.

- La palabra adecuada es ilusión, ¿no?

- Totalmente. Además, ayer, al releer mi pregón, vi que había puesto demasiadas veces la palabra ilusión, pero es que es lo que más tengo; la mía, la de mi familia y la que me ha transmitido la gente del pueblo. Pero es que la ciudad entera ve que se trata de un acto muy ilusionante.

- De los pregones y exaltaciones que ha pronunciado hasta ahora, ¿puede ser el que más le haya motivado?

- Es que todos son distintos. El primero, el del Rocío, porque es que en mi familia lo vivimos todo el año. Es más, yo creo que me nombraron a mí, pero en realidad era dedicado a toda la familia, especialmente a mis padres. Y la exaltación de la Navidad, como a nosotros nos gusta mucho, pues la vivimos también muy bien. Y este de la Cabalgata es también muy especial porque a toda la gente le hace una gran ilusión.

- En cualquier caso, ¿esta designación para pregonar la Cabalgata se la esperaba?

- La verdad es que no. Cuando me nombraron me dijeron que era por la relación que mi familia tiene con la Cabalgata de los Reyes Magos, por mi tía Rocío Barbero, que lleva muchos años vinculada, por mi padre..., pero en realidad yo no me sentía merecedora de ello.

- En cualquier caso, esas propuestas no son para pensárselas.

- No. Cuando me lo dijeron me quedé preguntándome que por qué me habían elegido a mí, pero al minuto siguiente dije que sí porque es un momento en el que mi familia se siente muy ilusionada.

- ¿Cómo celebra toda su familia la Cabalgata de los Reyes Magos?

- En mi caso, muy nerviosa, porque ese día es que me encanta. Y, además, porque el día de los Reyes nosotros en casa no nos acostamos esperando que Sus Majestades nos traigan los regalos durante la noche, sino que, como nos enseñaron mis padres, sabemos que mientras estamos viendo la Cabalgata, son los pajes los que nos van dejando los regalos en casa. Entonces, siempre salimos con ilusión a la calle para disfrutar de ella y volver luego a casa, cenar juntos y esperar a que lo Reyes dejen los regalos.

- Entonces en su casa los regalos no se dejan durante la noche, sino que llegan después de cenar.

- Sí, porque los pajes están trabajando y van dejando los regalos en las casas mientras los Reyes están en la calle.

- ¿Y podíais dormir luego?

- Claro. Nos acostábamos muy tarde, pero conseguíamos dormirnos.

- ¿Cómo ha sido el proceso de escribir este pregón? ¿Ha sido más fácil o complicado que los demás?

- Los otros dos fueron más largos, pero como en este se celebra también la coronación de los Reyes, entonces será más corto. Por tanto, lo que voy a hacer es aclarar qué es lo que quiero contar y a partir de ahí poner cada cosa en su terreno. En definitiva, se tratará de contar cómo vivo ese día y cómo me siguen ilusionando los Reyes Magos.

- Y ahí es de imaginar que reflejará sus vivencias y las de su familia.


- Lo que voy a intentar es que la ilusión que tengo y que me transmitieron mis padres y, a su vez, quiero transmitir a mis hijas, que quien lo escuche perciba la ilusión que se vive un día como el de la Cabalgata en mi casa.

- Porque su familia es de ver la Cabalgata en Dos Hermanas, ¿no?

- De Dos Hermanas no se mueve nadie, porque es que nuestra Cabalgata es fantástica. Al menos para mí no hay otra mejor. Y, de hecho, intento que la familia de mi marido, que vive en Sevilla, venga siempre aquí a verla. Yo a la de Sevilla no he ido jamás. Pero es que hasta a la parte de mi familia que vive en Tenerife, donde están muy acostumbrados al Carnaval, les encanta también. Yo nunca he salido en la Cabalgata, pero sí mis hijas, mi hermana, mis primas, una de las cuales llegó a ser Estrella de la Ilusión, y una tía mía que fue Rey Mago..., pero, al menos, colaboro ese día en lo que puedo... Como se ve, toda la familia nos volcamos con ella.

- ¿Qué le va a contar al público que asista al Pregón?


- Pues que vienen los Reyes Magos y que todos los tienen que esperar con mucha ilusión. Voy a intentar decir también que pese a que en algunas casas se dice que se están perdiendo las costumbres y que ya no se vive todo como antes, o que ya no se encuentren con nosotros algunos seres queridos, que hay que seguir viviéndolo con ilusión Y si alguien tiene dudas, pues que cuando escuche mi pregón se ilusione de nuevo.

- ¿Será un pregón al uso o incluirá algo especial?

- Yo soy de las tradicionales. Intentaré transmitir lo que siento y llegar a las máximas personas posibles.

- ¿Por qué ha elegido a su presentador?

- Es mi sobrino, Juan José Rodríguez Martín, el primero que tuvimos en casa, y lo elegí por ser una persona que, junto con mi padre, es de los que está muy involucrado en la Cabalgata, donde entró con diez años. Y como mi padre ya me presentó cuando di el pregón del Rocío, pues pensé que ahora la persona adecuada era él. Además, sé que me conoce perfectamente y seguro que va a realizar una buena presentación.

- ¿Sus hijas saben quiénes son los Reyes Magos?

- Lo saben, claro, y también que el día de la Cabalgata los pajes son los representantes de los Reyes Magos y que los de verdad vienen el 5 de enero a traernos los regalos. Nosotros creemos en todo ello, que tenemos que portarnos bien durante todo el año, e intento que mis hijas crean y que escriban su carta, y ya se verá si los Reyes se lo traerán o no.

- ¿Puede ser, dentro de todas las celebraciones que hay en Dos Hermanas, la más popular?

- Yo he sentido eso, porque además de la Romería de Valme y el día de la Patrona, es donde hay total unanimidad al ser una fiesta popular y donde la gente, crea o no crea, tiene mucha ilusión.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos