:::: MENU ::::

29 ene. 2018

  • 29.1.18
Usuarios, familiares, personal y ciudadanos en general han podido realizar este lunes una visita a las instalaciones de la nueva Residencia de Mayores de Dos Hermanas, ubicada en la zona de Huerta Palacios, que abrirá sus puertas de forma definitiva el próximo 6 de febrero, mientras que sobre la de Montequinto los estudios realizados indican que lo más aconsejable es que deba ser derribada.



Pedro Muñoz Aroca, de 85 años de edad, paseaba durante la mañana de este lunes por el interior de la Residencia de Mayores de Huerta Palacios mientras aseguraba que estaba deseando que se produjera ya el traslado para volver a Dos Hermanas. "Yo llevó en la de Montequinto unos cinco o seis meses, pero tengo muchas ganas de venir ya a esta nueva porque está al lado de donde he trabajado toda mi vida. Yo era carnicero. Mi familia es de Martín de la Jara y han sido carniceros, al igual que yo, que tuve tiendas en barriadas como La Moneda o El Rocío. Así que regresar a Dos Hermanas será algo maravilloso para mí".



Junto a Pedro Muñoz, numerosos familiares de los residentes en Montequinto recorrían el interior del nuevo edificio, ubicado en pleno centro de la ciudad, a un paso de la Biblioteca Municipal, a pocos metros del Ayuntamiento y rodeado de espacios abiertos, y conocían sus habitaciones y sus distintas dependencias. En total, la nueva Residencia cuenta con capacidad para acoger a 134 mayores, con sesenta habitaciones dobles y catorce individuales, que acogerán a partir del próximo 6 de febrero a los 115 residentes que se encuentran en estos momentos en la de Montequinto.

Junto a ellos se encontraban la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Sevilla, Mª Ángeles Fernández; el director general de Personas Mayores y Pensiones no contributivas, Francisco José Martín Suárez, y la delegada de Bienestar Social del Ayuntamiento nazareno, Lourdes López, quien, en este último caso, mostró su plena "alegría" por la próxima ocupación de esta residencia.



"Estamos muy felices", dijo Lourdes López, "de que por fin se vaya a realizar el traslado y que muchos de los residentes que están ahora en Montequinto vuelvan al que fue su hogar, porque en su momento salieron de la antigua residencia de Dos Hermanas que había aquí mismo, y con lo cual muchos familiares van a estar muy felices", asegurando que se iba a mejorar mucho en confortabilidad y por un entorno urbano "que es fantástico para que la gente que cuente con autonomía pueda salir a la calle y ver mejorada su calidad de vida".

Junto a ella, el director general de Personas Mayores y Pensiones no contributivas agradeció a los trabajadores del centro de Montequinto y a la dirección de la misma el esfuerzo que estaban llevando a cabo para hacer realidad que los residentes ocupen estas nuevas instalaciones.



Francisco José Martín Suárez aseguró que los residentes llegarán a un centro que reúne "todas las garantías, que está lleno de calidez y de calidad" y desde donde van a trabajar para ofertar más plazas públicas. Esto conllevará el cierre provisional de la Residencia de Montequinto hasta que técnicamente se dictamine cuál es su futuro, "pero con el claro objetivo de que se mantenga como un centro residencial para persona mayores".

Eso sí, Martín Suárez recordó que el informe realizado sobre el edificio de Montequinto era "contundente y claro", en el sentido de que era "totalmente imposible llevar a cabo una reforma que lo haga compatible con el uso de la residencia" y aconsejando que el mismo debía ser demolido "porque su rehabilitación sería muchísimo más cara que hacer uno nuevo debido a los problemas estructurales que tiene desde el principio y a la falta de calidad de los materiales con los que se construyó entre los años 1979 y 1980".



El director general de Personas Mayores y Pensiones no contributivas añadió que lo prioritario es que a partir del día 6 los usuarios estén en una residencia "con las mismas garantías, e incluso más, que cualquier centro público privado en Andalucía", y se refirió a la Plataforma en Defensa de la Residencia de Montequinto -que en todo momento se ha mostrado en contra del cierre de la misma- asegurando que estaban a la espera de que se sentara con la Junta y conociera las nuevas instalaciones.

Martín Suárez indicó que el pasado 8 de enero se puso en contacto con los responsables de la Plataforma para informarles de cómo estaba transcurriendo todo, en cumplimiento del acuerdo que se alcanzó en su primera reunión, y que estaba esperando a que estos le dijeran cuándo y de qué forma podrían hacerlo, mostrándose abierto a recibir cualquier aportación positiva "para que todo sea mejor".



F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos