:::: MENU ::::

24 feb. 2018

  • 24.2.18
El Pleno del Ayuntamiento de Dos Hermanas aprobó por unanimidad este viernes, día 23 de febrero, rotular con el nombre de 'Practicante Pepe El Chache' una de las nuevas calles del Polígono El Aceitunero, en reconocimiento a una persona de uno de los practicantes más populares de la ciudad, profesión que ejerció durante casi 50 años.



José Núñez Castro, más conocido por su apodo de Pepe 'El Chache', nació en Dos Hermanas un 3 de noviembre de 1932. Era hijo de José Núñez Olmedo, panadero, y María Castro Ruiz, ama de casa. Pepe, siendo uno de los practicantes o ATS más antiguos de Dos Hermanas, profesión a la que le dedicó casi 50 años de su vida.

Su pasión por el servicio a los demás empezó a muy temprana edad. Tenía solamente unos 11 ó 12 años cuando un terrible suceso le trazaría el camino hacia su vocación como profesional de la medicina. Un día, en su camino hacia el colegio de San Hermenegildo ('Los Frailes'), presenció, en el paso a nivel, cómo un tren le seccionó las piernas a un hombre. En ese momento, mientras todo el mundo salió huyendo aterrorizado, aquel niño tuvo la suficiente entereza de no doblegarse ante la adversidad y auxiliar al hombre, gravemente herido, deteniéndole la hemorragia y salvándole así la vida.

Siempre tuvo vocación de médico, pero las circunstancias de la vida le obligaron a estudiar ATS. Cuando Pepe era aun muy joven, su padre padeció un cáncer, falleciendo al poco tiempo, teniedo él que hacerse cargo del sustento de su casa, por lo que una carrera larga ya no estaba dentro de sus posibilidades.

El espíritu de abnegación y entrega hacia los demás de Pepe ha estado siempre presente tanto en su vida cotidiana como en la profesional. Su dedicación, humildad y disponibilidad hicieron que fuesen muchísimas las personas que depositaran su confianza en él y en sus conocimientos de medicina. No importaba la hora a la que un paciente le necesitara, ya fuese de madrugada, por la mañana muy temprano o cuando quiera que fuese, Pepe siempre acudía dispuesto y con buen ánimo.

Tampoco importaba el lugar, allá donde lo necesitaban, y por muy lejos que estuviera el paciente, él iba y le atendía. Fueron muchas las escaleras que subió y bajó, en una época en la que la gran mayoría de los bloques de piso carecían de ascensores. Pero nada suponía un obstáculo para el practicante nazareno.

Una larga vida profesional

Pepe tuvo una larga e intensa vida profesional. Comenzó a trabajar como practicante en 1953, prestó sus servicios en la Seguridad Social en un primer momento, destinado en Urgencias, y posteriormente pasó a ocupar el puesto de practicante de zona en el ambulatorio, donde permaneció hasta su jubilación. Asimismo fue el practicante de la fábrica Libby´s durante muchos años, trabajó en laboratorios de análisis clínicos y asistió a los enfermos, tanto en sus casas como en su consulta privada.

Además, prestó sus servicios como practicante en el Dos Hermanas Fútbol Club de forma totalmente altruista, acompañando al equipo allá donde jugase. De hecho, en uno de esos partidos Pepe volvió a dejar patente la entrega vocacional y altruista hacia los demás al auxiliar y salvarle la vida a un espectador fan del equipo contrario, que sufrió un infarto durante el partido.

Realizó el Camino de la Romería del Rocío a caballo con su esposa, durante varios años, y también ahí atendió y curó, altruistamente, a todo el que lo necesitaba, ya perteneciera a la Hermandad de Dos Hermanas o a cualquiera otra. Siempre pensando en los demás, iba provisto de un completo botiquín para cualquier emergencia que pudiera surgir.

Pepe 'El Chache' ha sido y es un hombre humano, de gran corazón, al que era fácil encontrarlo prestando sus servicios en los barrios más humildes y de clase obrera, donde a veces la situación económica de esas familias desfavorecidas era tan precaria que en más de una ocasión llegaba a no cobrarles, e incluso a darles el dinero que había ganado en los avisos o visitas anteriores, para que pudieran comprarse algo de comida. Para él el dinero no era lo importante, lo fundamental, sino hacer todo lo posible por curar al enfermo y, en muchos casos, incluso salvarle la vida.

Por todo ello, Pepe 'El Chache' es una de las personas más queridas y apreciadas por el pueblo de Dos Hermanas, donde él mismo confiesa estarle muy agradecido por el cariño que siempre le ha demostrado y le sigue demostrando.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos