:::: MENU ::::

19 abr. 2018

  • 19.4.18
El ex coordinador federal de IU y ex diputado nacional Cayo Lara, quien ya disfruta de la jubilación, ha defendido en Dos Hermanas, donde pronunció una conferencia en la sede local de CCOO, el actual sistema de público de pensiones, como un derecho constitucional “que nace -dijo- de la conquista histórica de los sindicatos, partidos políticos de izquierdas y, muy especialmente, de la clase obrera”.



Esta defensa la realizó en el marco de la conmemoración del 40º aniversario de la legalización de Comisiones Obreras (CCOO) de Dos Hermanas y el centenario del nacimiento de Marcelino Camacho, y que la Unión Local nazarena está dedicando numerosos actos.

En una rueda de prensa previa a la conferencia que ofreció Cayo Lara este miércoles, día 18 de abril, en la sede de la Agrupación Local de Dos Hermanas, organizada por el Sindicato de Pensionistas y Jubilados de CCOO, el ex coordinador federal de IU manifestó que “con el mantenimiento de las pensiones no estamos ante un problema coyuntural, sino que se trata de una situación estructural, que vamos a sufrir, por desgracia, durante muchísimos años”.

No dudó Cayo Lara en afirmar que “en este momento está seriamente en juego el sistema público de pensiones. Y lo está porque ese problema estructural al que me refería lo provocan los gobiernos, los poderes económicos capitaneados por la banca, los fondos de inversión y compañías aseguradoras, que están sosteniendo que no es viable el sistema público de pensiones y provocando reformas y recortes, a partir de las reformas de Rodríguez Zapatero y de la del Gobierno del Partido Popular de 2013”.

Para el ex diputado de Izquierda Unida, la finalidad de estos poderes económicos, “con la connivencia de los gobiernos”, es que se debilite el sistema para “animar a la gente a contratar planes de pensiones privados”. En una operación que Cayo Lara asegura que no es nueva, sino que “desde el principio de la transición democrática ya decían los agoreros que el sistema público de pensiones iba a fracasar; sin embargo, han pasado cuarenta años y el sistema no solo no ha fracasado, sino que se ha ido consolidando”.

Las pensiones del presente y del futuro

Lara aseguró igualmente que el problema que ahora se está agudizando, con las reformas emprendidas y por emprender, “si nadie lo remedia”, afecta tanto a los actuales pensionistas como a los que ahora están en plena actividad laboral o comenzando en ella, que dudan poder disfrutar de su pensión.

Y es que, según expresó el ex diputado nacional de IU, “si ahora se tiene en cuenta el 80% del último salario percibido por el trabajador, en 2031 será el 60% del último salario lo que se cuantificará para la pensión, y en 2050 los expertos hablan que sería el 50% del último salario percibido la cuantía de la pensión”.

Por tanto, Cayo Lara considera que está en juego “el estado social en nuestro país, ya que las pensiones afectan (tanto a los que la perciben, como a los que dependen de ella), en este momento, a una de cada tres personas, que, en números redondos, significa que son 15 millones ciudadanos los que en España dependen de las pensiones”.

Lara ha remarcado, del mismo modo, el aporte económico de las pensiones, que inyectan al Estado el 11 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), puesto que una parte muy importante del consumo se realiza gracias al cobro de las pensiones. “Por tanto, es una fuente de ingresos importantísima para el país, que no se consigue como un regalo, sino que es fruto del esfuerzo de cada trabajador y trabajadora durante muchos años.

Cayo Lara manifestó que “esta batalla hay que ganarla con la dialéctica, mucha pedagogía, razonamientos y argumentos, para que nadie se deje engañar por los mensajes interesados que constantemente los poderes económicos están divulgando de que el sistema de pensiones va a quebrar”.

El ex coordinador federal de Izquierda Unida dijo, por último, que hay “alternativas, que existen resortes para que el Estado se refuerce y mantenga este vital sistema", contemplado en el artículo 50 de la Constitución Española. Y para ello hay vías de financiación: la ordinaria de las cotizaciones de los trabajadores, ahora en crisis; incorporar más recursos para mantener el sistema a través de unos impuestos equitativos (que pague más el que más tenga y genere) en los Presupuestos Generales del Estado; perseguir el fraude, y que los beneficios del capital repercutan con unos impuestos más acordes, teniendo en cuenta que España en este tipo de imposición está muy por debajo de la mayoría de los países europeos.

Por todo ello, Cayo Lara dijo que el movimiento sindical y los partidos de izquierdas van a seguir luchando desde el Pacto de Toledo para que, entre otras cosas, “no se tomen medidas arbitrarias e insuficientes fuera del pacto, como ocurrió con el 0,25%”.

Subida anual del 0,25%

Es de recordar que la reforma del sistema que se ha llevado a cabo incluye una subida anual mínima de las pensiones del 0,25% y una máxima del IPC más 0,25%. Además, en su reunión con los agentes sociales, el Gobierno planteó que el factor de sostenibilidad, que adecuará las pensiones a la esperanza de vida, entre en vigor en 2019.

Para ello, habrá un suelo y un techo, y se tendrá en cuenta tanto la inflación como los ingresos y gastos del sistema cada año, y los déficit o superávit del propio sistema de la Seguridad Social. "En todo caso habrá ganancia año a año", ha dicho la ministra del ramo, Fátima Báñez, que apunta que la subida mínima será del 0,25% y el máximo de incremento será el IPC más 0,25%. "En años de bonanza los pensionistas ganarán algo más del IPC", destacó.

J. M. MUÑOZ / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos