:::: MENU ::::

23 abr. 2018

  • 23.4.18
La Feria de Dos Hermanas, que se desarrollará del 2 al 6 de mayo, contará de nuevo con un amplio dispositivo de seguridad, integrado por unas 850 personas, que estará integrado por Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja, entre otros servicios. Pero, además, habrá algunas novedades, entre ellas las causadas por la construcción del 'tanque de tormentas' junto al recinto ferial.



Este año la Feria tiene la especial particularidad de que al ser festivo el 1º de Mayo, los dispositivos estarán completamente ajustados y puestos en marcha desde ese mismo día, adelantándose por tanto un día al comienzo oficial de la Feria, que será a partir de las 22:30 horas del miércoles día 2 de mayo. Pero es que a ello se añadirá el hecho de que al trasladar el Ayuntamiento la fiesta local del viernes -como era tradicional- al lunes día 7, esto hará que la fiesta se pueda prolongar más el domingo incluso después de que sobre las 22:30 horas se lance el castillo de fuegos artificiales.

Como dato significativo a tener en cuenta, el delegado de Movilidad, Antonio Morán, ha informado en la presentación del dispositivo de seguridad de algunos cambios y condicionantes que estarán provocados por las obras del ‘tanque de tormentas’ que se están realizando junto al recinto ferial.

Por ejemplo, el ‘Paseo de los Turrones’ no va a existir este año, pero sí se ha exigido a la constructora del 'tanque' que, para garantizar la seguridad de los viandantes, sobre todo de las personas que provengan del centro por el subterráneo de ‘Purísima Concepción’ o por la Avenida de España, que, además del acerado normal, se pueda disponer de más espacio para el tránsito, para lo cual se deberá retranquear el vallado de la obra unos seis metros para permitir un paso peatonal seguro. En esa zona solo habrá una churrería y un puesto de turrón.

Debido también a las obras del ‘tanque de tormentas’, se ha suprimido el aparcamiento de minusválidos que siempre se instalaba allí, y que se trasladará, desde el miércoles hasta el sábado incluido, justo enfrente de la portada pequeña de la Feria, en una zona que linda con la Avenida de España. Y es que el domingo, último de feria, debido al lanzamiento del castillo de fuegos artificiales, ese aparcamiento para minusválidos se trasladará al estacionamiento de ‘Cantaelgallo’, en la parte más cercana a la gasolinera.

Dispositivo de seguridad



Según ha detallado Antonio Morán, cada uno de los cuerpos que integran el servicio de seguridad se encargará de su correspondiente parcela, correspondiéndole a la Policía Local el del cumplimiento de las normativas reguladoras de la Feria y del Paseo de Caballos, de la organización del tráfico y de los aparcamientos, de establecer los correspondientes controles, de impedir la venta ambulante y del control de las atracciones.

La Policía Nacional, por su parte, estará pendiente, de forma especial, de todo lo relacionado con la seguridad ciudadana y el mantenimiento del orden público, que integrarán básicamente los agentes destinados a la Comisaría nazarena, que contarán con el refuerzo de unidades procedentes de Sevilla, como es el caso de UIP, que controlará, por la noche, las zonas más conflictivas -recordándose que las botellonas están prohibidas-, de la Unidad de Caballería y de la Brigada de Extranjería. Asimismo, aunque depende de la Junta de Andalucía, agentes de la Unidad Adscrita se encargarán de la posible explotación de menores para la venta ambulante.

La Guardia Civil se encargará, por una parte, a través del Seprona, del control de todos los alimentos que entren en el Real para su consumo dentro o fuera de las casetas, de forma que tanto las carnes, pescados, mariscos y otros productos como el pan o los pasteles cuenten con registro sanitario y vayan acompañados de sus correspondientes facturas; asimismo, impedirá la venta de tabaco de procedencia ilegal; y, por otra, la Guardia Civil de Tráfico se situará tanto las entradas como las salidas de la ciudad, llevando a cabo controles de alcoholemia y drogas.

Por lo que respecta a los bomberos, éstos dispondrán de un servicio de 24 horas durante toda la semana -e incluso en los días previos, sobre todo este año que el día 1 de mayo es festivo-, que se verá reforzado el día 6, sobre las 22:30 horas, cuando se lance el castillo de fuegos artificiales con el que se clausura la Feria. De la misma forma, inspeccionarán la totalidad de las casetas, para vigilar que éstas cumplan con las normas de seguridad, y colaborarán con la Policía Local en el control de las atracciones.

Además, la labor de vigilancia y control de la Feria se verá reforzada con los voluntarios de Protección Civil, al que se unirán otros llegados de localidades próximas a Dos Hermanas, mientras que Cruz Roja dispondrá de una sala de reanimación, de curas y de descanso, así como de varias ambulancias.

El dispositivo se completa con los integrantes del Servicio de Información y Notificación del Ayuntamiento, con el servicio de la Grúa y con los vigilantes que controlarán los aparcamientos situados en las proximidades del Real, que se recuerda que son gratuitos.

'Caseta de Niños Perdidos'

Por tercer año consecutivo, la Feria nazarena dispondrá de una caseta específica para los niños perdidos, que se ubicará en la calle Peineta, en la que se encontrará siempre presente un retén de Protección Civil y otro de Cruz Roja, en este último caso con un módulo de atención y una sala de reanimación y de curas.

Además, todas las ambulancias llevarán desfibriladores, al igual que ya los había en la sede del CECOP, e incluso también en la caseta de los Niños Perdidos, mientras que patrullas a pie de la Cruz Roja también portarán, en las horas punta, un desfibrilador portátil, junto con un pequeño botiquín.

Asimismo, se recuerda que Protección Civil volverá a disponer de unas pulseras identificativas que serán repartidas a cuantos padres lo soliciten con la intención de que se las coloquen a sus hijos -llevarán su nombre y un número de teléfono- al entrar en el recito ferial para casos de pérdidas.

Desde la Delegación de Movilidad se ha realizado un llamamiento a cuantas personas acudan a la Feria para que utilicen los transportes públicos, cuyos recorridos se adaptarán a esta celebración y que contarán paradas especiales de autobuses y taxis. Igualmente, se advierte a los propietarios de coches de caballos y a los caballistas que deberán contar con el correspondiente permiso de la Delegación de Cultura y Fiestas, además de la tarjeta sanitaria y el seguro del animal.

Prohibido fumar en cachimbas

Por otra parte, el jefe de la Policía Local de Dos Hermanas, Antonio Lora, ha anunciado que en el interior de las casetas del recinto ferial estará prohibido el uso de cachimbas para fumar -como ya se detectara en algunas de ellas durante la Feria del pasado año- en atención a la normativa y a la Ley Antitabaco.

En concreto, el responsable de la Policía Local ha indicado que más del 90% de los productos que se emplean para fumar en cachimbas contienen productos similares a los del tabaco, pese a la creencia general de que los componentes que se usan sólo son aromas, inocuos y sin nicotina. "Ya hemos advertido a este respecto a los caseteros", añadió Lora, "que si observamos que se fuma en el interior de alguna caseta, esta será clausurada".

Todo listo, pues, para disfrutar de una Feria que puede tener sus casetas abiertas hasta las tres de la madrugada, hora en la que tendrán que echar sus toldos, aunque la fiesta siga dentro, y que cerrará cada día a las seis de la mañana.

J. M. MUÑOZ/ REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos