:::: MENU ::::

25 may. 2018

  • 25.5.18
La Hermandad del Rocío regresó en la noche de este jueves a Dos Hermanas, y lo hizo sin el acompañamiento de las carretas, que debido al cansancio de los animales se quedaron en una nave de Las Portadas. Pero el recorrido del Simpecado por las calles nazarenas estuvo acompañado del mismo sentimiento y la misma devoción de siempre, como reflejaban las muchas lágrimas que se derramaron a su paso.



Y es que los sentimientos vuelven a aflorar cuando se aúnan Rocío, romeros y seres queridos, y, sobre todo, vivencias, las del propio camino o las de los que no lo han podido realizar. Sentimientos transformados en muchos casos en lágrimas que cayeron de ojos ya maduros, pero también de otros más juveniles, como fue el caso del pequeño que, mientras se contemplaba el descenso del Simpecado de su carreta justo a las puertas de Santa María Magdalena, se atrevió a lanzar al viento cuantos vivas quiso dedicar a la Virgen del Rocío.

La Hermandad nazarena ha completado este año un camino de ida a la aldea almonteña y un regreso de forma muy satisfactoria, con días en los que se entremezclaron el calor con el frío e incluso en ocasiones con algo de agua, pero con un balance general muy positivo, como así destacaba su propio hermano mayor, Juan Sánchez Cumplido, aún montado en su caballo y con un rostro que reflejaba el lógico cansancio.

Ya en el interior del templo nazareno, y después de haber soportado a pulso el peso del Simpecado mientras los allí presentes cantaban la Salve de esta Corporación, se dirigía de forma muy emocionada a todos con estas palabras: "Ante todo, os doy de nuevo las gracias. Os las doy cada día porque esto que está aquí yo creo que es hermandad y lo más grande que pueda vivir una persona que sienta el Rocío. Hoy sí podemos decir que la Romería ha terminado. Este año ha sido un camino extraordinario, sin incidentes de ningún tipo. Nos hemos posado a las plantas de nuestra Señora, que es lo más grande que un rociero puede sentir en el alma y la hemos visto Ella muy de cerca ante nuestra casa-hermandad, que este año ha estado a reventar. Esto es lo que tenemos que seguir haciendo para seguir creciendo la Hermandad".

El propio hermano mayor confirmó que una vez que se celebró la presentación del Simpecado ante la casa-hermandad de Pasión, decidieron, en atención al cansancio que acumulaban ya los animales, que las carretas que acompañaban al Simpecado se dirigieran hacia la nave con la que cuentan muy cerca de la misma y realizar la entrada sólo con la carreta principal, que de nuevo fue recibida por numerosos nazarenos y nazarenas tanto en la barriada del Rocío como, especialmente, en el centro, donde se volvieron a vivir esos emotivos momentos que se ofrecen con las sevillanas rocieras que se le dedican en la calle Romera o durante la presentación ante el monumento a la Virgen de Valme, a cuyos pies se encontraba un año más la delegada de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento, Rosario Sánchez, y el hermano mayor de Valme, Hugo Santos Gil.

Y desde allí hasta la Parroquia, donde el Simpecado y los romeros se sintieron arropados por los devotos que hoy, de nuevo, volverán a encontrarse con motivo de la Misa de Acción de Gracias que se celebrará a las 20:00 horas y que no se sabe si podrá oficiar un don Manuel Sánchez de Heredia que mostraba una galopante afonía.

Imágenes del regreso de la Hermandad del Rocío





















F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos