:::: MENU ::::

15 oct. 2018

  • 15.10.18
En el día de ayer, domingo 14 de octubre, Álvaro Cueli Caro realizó uno de los pregones de Valme que perdurará durante los años en la mente de todos los nazarenos. Álvaro, hermano de la corporación, no quiso dejar escapar en ningún momento su estrecha vinculación con la hermandad y la importancia que ha tenido durante toda su vida. Como él mismo pronunció, este pregón se trataba de una promesa y un recorrido por sus vivencias a lo largo de sus años cada tercer domingo de octubre.



Como manda la tradición nazarena, el segundo domingo de este mes la iglesia Santa María Magdalena acogió el pregón de la Hermandad de Valme previo a la romería del próximo 21 de octubre. Álvaro Cueli, nazareno que ha dedicado toda su vida a la ciudad, fue el encargado de pronunciar un pregón que se recordará por los nazarenos como una promesa que éste hacía a la Virgen.

El acto comenzó con la presentación de Rafael M. López Márquez, gran amigo de Álvaro, que aprovechó la ocasión para recordar historias que ambos habían vivido a lo largo de sus vidas ya que ambos comparten pasiones, la Hermandad de Valme y su Hermandad de Cautivo, que estuvo muy presente durante todo el acto.

Tras la presentación Álvaro y Rafael se fundieron en un abrazo lleno de emoción por tan magníficas palabras que le había dedicado Rafael a su gran amigo. Acto Seguido, Álvaro Cueli Caro se dirigió, pausado, hacia el atril para lazar una promesa que comenzaba de esta forma “Salimos al encuentro de las mejores palabras y aparecieron ellos, los nazarenos del ayer”. Con esta frase comenzaba un emocional pregón que hizo un recorrido por todas sus vivencias y recuerdos de la Romería de Valme.



“Buscaba las mejores palabras y, sin embargo, pronto comprendí que el auténtico pregón de Valme son todos y cada uno de los nazarenos”, continuaba Cueli, “yo no vengo a engañarles ni esta mañana les traigo un pregón, eso hubiese sido faltar a mi verdad. Yo vengo a mostrarles mi camino por las hojas y recuerdos que he podido ver y vivir en ese libro” aludiendo al libro que se ha escrito durante más de 800 años en la devoción nazarena por la Virgen de Valme.

Su camino comenzó en el convento de las Carmelitas y que terminó con una promesa que quiso compartir con todos los allí presentes en forma de pregón. Recordando sus primeras vivencias de Valme con su familia y amigos.

Un recorrido que comienza con la Virgen de Valme en la puerta de Santa María Magdalena el tercer domingo de octubre preparada para salir hasta el Cortijo de Cuarto, realizando un camino que ha ido forjándose a lo largo de los años y que no dejará nunca de escribirse.

Un pregón lleno de detalles y momentos emotivos que estuvo acompañado por los sones del Coro de Valme y la sección de metal de la Agrupación de Valme que entonó al finalizar el acto la Salve dedicada a la Virgen de Valme y el Himno de España.

REDACCIÓN / DHD DIGITAL

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos