:::: MENU ::::

14 feb. 2019

  • 14.2.19
El Hospital San Agustín de Dos Hermanas ha creado la nueva Unidad de Trastorno de la Conducta Alimentaria, la primera que se pone en marcha en un centro hospitalario privado de la provincia y que ofrece una atención específica y multidisciplinar a este tipo de pacientes. Con la creación de esta nueva unidad, el hospital sigue apostando por aumentar los servicios en aras de mejorar la calidad asistencial ofrecida a nuestros pacientes.



Se trata de una unidad para el tratamiento de trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón, patologías que tienen en común la preocupación excesiva por el peso, la imagen y la dieta. Son enfermedades con graves consecuencias para la salud física y psicológica de quienes la sufren y para sus familias. Las consecuencias de no detectar y tratar este trastorno de manera eficaz para la salud mental y física son altamente peligrosas para la persona que lo padece.

A pesar de que este tipo de trastornos tienen cada vez más presencia en la sociedad actual, quienes las padecen y sus familias disponen de pocos recursos. Consciente de esta necesidad, HSA ha puesto en marcha este nuevo servicio que tiene como firme objetivo convertirse en centro de referencia en la atención a los pacientes que sufren este tipo de trastornos de la conducta.

La unidad, dirigida y coordinada por la Doctora Nieves Gómez-Coronado Suárez de Venegas y la psicóloga clínica Esperanza Mora Tello, reconocidas profesionales con amplia experiencia, la conforma un equipo multidisciplinar de psiquiatras, psicólogos y médicos especialistas, así como también cuenta con la supervisión de una nutricionista, María Dolores Sousa Márquez, que ofrecen un tratamiento individualizado a cada paciente.

La creación de unidades específicas para el tratamiento de estas patologías ha supuesto un gran avance terapéutico ya que, con los años, ha quedado demostrado que el abordaje multidisciplinar es la mejor herramienta para lograr la recuperación de este tipo de pacientes.

Desde la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria de HSA son conscientes de que no existe un tratamiento único y estándar, sino que se tiene que adaptar a las características de cada paciente.

Principalmente se orientan en tres vertientes: tratamiento ambulatorio, centro de día y, en los casos más graves, cuando existe riesgo vital para el paciente, la hospitalización.

REDACCIÓN / DHD DIGITAL

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos