:::: MENU ::::

17 oct. 2016

  • 17.10.16
Una derrota, la sufrida este domingo ante el C.N. Sant Feliú por 11-9, y un empate a 6 cosechado el sábado ante el U.E. Horta, ha sido el balance de los dos partidos disputados por el C.W. Dos Hermanas-Emasesa en tierras catalanas. Arranca por tanto con este doble enfrentamiento fuera de casa una temporada más para el conjunto nazareno en Primera Nacional masculina.



En el primer partido, el C.W. Dos Hermanas-Emasesa comenzó su cuarta campaña en la Liga de Primera Nacional masculina con un agridulce empate a 6 tantos en tierras catalanas ante la U.E. Horta. Y es que a pesar de las bajas que ha tenido en el primer desplazamiento del curso, el equipo nazareno acarició un triunfo que se esfumaba a falta de 30 segundos para la conclusión.

En un choque marcado por las defensas, Luis Jiménez y José Antonio Millán, autores de cinco de los seis tantos de los visitantes, lideraron en la parcela ofensiva a un conjunto sevillano que a pesar de verse por debajo al final del primer cuarto (1-0) fue capaz de dar la vuelta al marcador para encarrilar lo que parecía el primer triunfo del ejercicio 2016/2017.

Tras llegar al descanso con tablas merced a un parcial de 1-2 (2-2), los jugadores adiestrados técnicamente por ‘Jota’ Murube y David Benet tomaron las riendas del choque en el tercer acto tras un 1-3 favorable (3-5). Pero el atasco ofensivo de los últimos minutos le dio alas al equipo local, recién ascendido a la categoría de plata, para devolver el parcial hasta colocar las tablas definitivas.

En el segundo de los encuentros, el C.W. Dos Hermanas-Emasesa cayó este domingo ante el C.N. Sant Feliu por 11-9 en partido adelantado a la segunda jornada de Primera Nacional masculina. En un choque muy físico marcado por el mal arranque visitante (5-1), los nazarenos fueron capaces de equilibrar el marcador (6-6), para ceder finalmente en los últimos minutos.

Acusando quizás el cansancio del encuentro jugado horas antes en la Ciudad Condal, el conjunto sevillano se vio desarbolado de salida por su rival. Pero el panorama cambió una vez ajustada la defensa para comenzar a reducir distancias. Así, tras un 0-2 de parcial en el segundo cuarto se llegaba al intermedio con las opciones intactas (5-3).

La dinámica continuó tras el receso, situando las primeras tablas merced a un 1-3 que encontraría respuesta a continuación por parte de los locales. Y eso que las José Antonio Millán no vieron puerta con la asiduidad habitual tras padecer principalmente la permisividad de la dupla arbitral. Luis Jiménez, de nuevo el máximo artillero del equipo, asumió los galones en ataque.

Con 8-6 se llegó así a un último acto en el que el equipo nazareno fue capaz de devolver el golpe para equilibrar de nuevo el tanteo (8-8). Aunque el último arreón fue para los vallesanos (11-8), que acabaron por romper el choque para dejar los puntos en casa.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos