:::: MENU ::::

31 may. 2017

  • 31.5.17
Ya van camino de la aldea almonteña. Y lo han hecho, como siempre, sin que faltara el calor de los nazarenos y nazarenas que acuden al encuentro con la tradición, con la añoranza, con la tristeza en algunos casos por sueños que se han ido y con la alegría de sentir de cerca una devoción. La Hermandad del Rocío de Dos Hermanas ya está en marcha. Buen camino, por tanto, a los romeros.



La estampa, cuando el tiempo no lo estropea, parece repetirse de un año a otro. Ligeras variantes, nuevos personajes, pero casi los mismos rostros de siempre, que dibujan un cuadro que parece copiado de años atrás, aunque ya hace mucho que son a todo color.

Dos Hermanas amaneció con los cohetes que avisan de la inminencia del comienzo de un día grande, y con la Plaza de la Constitución ya adornada de caballos y carretas, y el calor que aportan tantos nazarenos y nazarenas, muchas de ellas vestidas con sus trajes rocieros.

Y dentro de la Parroquia, un templo repleto que asistía a la Misa de Romeros que presidió un Simpecado que lucía flores de lilium rojo y eucalipto. Y cuando acabó, muchos salieron a Los Jardines para coger un buen sitio para presenciar los primeros instantes de la salida, pero otros, los menos, quisieron asistir a un hecho histórico, como fue la presentación del Simpecado ante la Protectora de Dos Hermanas, la Virgen de Valme, quien aguardaba en el interior de su capilla.

Allí, justo delante de Ella, se plantó el Simpecado rociero, y allí se le rezó. Era la primera vez que ocurría, pese a que siempre pasaba por delante cuando era enfilado hacia su carreta, y no será ya la última.

En la calle todo se desenvolvió en medio de un gran ambiente, con muchos de los presentes intentando captar con su móvil una instantánea que compartir seguramente con los que no estaban allí, e instantes después se inició el camino, que, hasta llegar a las afueras de la ciudad, se vistió de pétalos en Santa María Magdalena, de rezo en la Plazoleta y de unas primeras sevillanas que ya serán un sonido que los acompañará a todos en los próximos días.

Una buena mañana, un buen día de comienzo de camino y muy buen ambiente. Lo que siempre se desea para vivir intensamente esta fiesta.

Imágenes del comienzo del camino

































































F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos