:::: MENU ::::

24 jul. 2017

  • 24.7.17
Un joven de 25 años de edad, que sufre esquizofrenia, hubo de ser reducido por la Policía Nacional, y anestesiado posteriormente por personal sanitario, cuando sufría un brote psicótico y amenazaba a un familiar con clavarle un cuchillo, en un hecho ocurrido sobre las doce de la noche de este domingo en la calle Manzanilla, no muy lejos del lugar donde un individuo hirió de forma leve a tres menores tras realizar varios disparos con una pistola.



Este nuevo episodio, ocurrido solo varias horas después del suceso en el que resultaron heridos tres menores por los disparos realizados por un individuo, ha vuelto a causar cierta alarma en la barriada de Ibarburu, ya que se han sucedido en un corto espacio de tiempo y en sendas calles situadas muy cerca una de otra.

La alarma, sin embargo, no tuvo tanta magnitud, ya que en esta ocasión se creó debido a los gritos y amenazas esgrimidos por un joven esquizofrénico que, en un brote psicótico, decía que iba a matar a un familiar con un cuchillo, sin que ni siquiera portara esta objeto en su poder, según han informado fuentes municipales.

Los síntomas de violencia lo que sí llevó a su familia es a llamar a la Policía, que, una vez allí, redujo a este individuo, tirándolo al suelo y colocándole los grilletes, y a que personal sanitario le inyectara seguidamente un tranquilizante, tras lo cual fue llevado hasta el centro de salud de San Hilario, donde fue atendido.

En busca y captura

La proximidad física y temporal de este hecho, y la alarma creada, recordó al tiroteo ocurrido el pasado sábado en la calle Zorzaleña -paralela con Manzanilla-, en el que un individuo comenzó a disparar con una pistola contra las personas que se encontraban a la altura del número 117, causando heridas leves a tres menores que resultaron alcanzados por lascas de azulejos que se desprendieron de la pared tras sufrir el impacto de las balas.

En este sentido, la Policía Nacional sigue buscando a este individuo, de unos 33 años edad, que vivía en una casa muy próxima al lugar donde ocurrieron los hechos y que se encuentra en busca y captura tras abandonar su casa junto con su esposa y sus cuatro hijos.

En relación con estos hechos, las declaraciones realizadas por los distintos testigos ante la Policía Nacional han podido determinar que esta persona no realizó los disparos desde un coche, como se había indicado en un principio, sino que acudió andando hasta la vivienda en la que se encontraba un conocido, con quien mantuvo una discusión y tras la cual comenzó a realizar los disparos.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos