:::: MENU ::::

24 ago. 2017

  • 24.8.17
Un centenar de personas han acudido este mediodía a la concentración convocada por la Marea Blanca de Sevilla ante el Hospital de Valme, entre los que se encontraban profesionales sanitarios y familiares de Rocío Cortés, la joven fallecida al quedar atrapada por un ascensor, en el transcurso de la cual se dio a conocer que han sido varias las denuncias realizadas por el mal funcionamiento de los ascensores.



Según el secretario de la Federación de Empleados Públicos de la USO, Enrique Jiménez, la gerencia del Hospital de Valme ha recibido desde el año 2015 numerosas denuncias por el mal funcionamiento de los ascensores de este centro, que incluso en algunos casos se hicieron llegar hasta la Inspección de Trabajo.

De ahí que durante el acto convocado por Marea Blanca de Sevilla se hayan pedido responsabilidades políticas y, en concreto, la dimisión de la actual directora general de Asistencia Sanitaria de la Junta, María Dolores Alguacil, al asegurarse que ella misma recibió varias de estas denuncias durante su anterior etapa como directora del Hospital de Valme.

En el transcurso de este acto, el celador de este centro Victorio Carcela, portavoz de la sección de celadores de USO y del Sindicato Independiente de Celadores, tomó la palabra para, en primer lugar, trasladar el pésame hacia la familia de Rocío Cortés de parte de la esposa del celador que la acompañaba cuando ocurrió el fatal accidente, así como de todo el personal del Hospital, y para advertir que incluso con la presencia de un segundo celador en el ascensor, "este accidente tampoco se hubiera podido evitar", ya que este empezó a subir rápidamente.

Este celador, que dijo que llevaba treinta años trabajando en el Hospital, quiso trasladar un mensaje de confianza a los usuarios y a los trabajadores de este centro, recordando además cómo el martes de esta semana tuvo que realizar, con una mujer que también acababa de dar a luz, el mismo recorrido que hizo su compañero con Rocío Cortés, revelando, emocionado, cómo esta persona le hizo referencia, temerosa, al ascensor.

En nombre de Marea Blanca de Sevilla tomó la palabra Sebastián Martín Recio, ex político y médico de profesión, quien recordó que tanto la gerencia del Hospital como la Inspección de Trabajo han recibido numerosas denuncias en relación con el mal funcionamiento de los ascensores, remarcando que era "mentira" que en los últimos treinta años no se hubiera registrado ningún incidente en estos elevadores, como defiende la Junta.

En este último sentido, la dirección del Hospital de Valme señaló recientemente en un comunicado que las denuncias a las que se refieren los sindicatos sobre las deficiencias en los ascensores "tienen una fecha anterior a la finalización de las obras de mejora realizadas en agosto y octubre de 2016".

Denuncias contra la Junta y el Hospital

Por su parte, la familia de Rocío Cortés ha explicado, a través de su abogado, Ernesto Sanguino, que ha descartado cualquier responsabilidad del celador que acompañaba a la joven en el momento del accidente y que consideran que "cumplió con el protocolo en todo momento".

En declaraciones de este abogado a Efe, asegura que la familia considera que el celador, que se encuentra de baja y en tratamiento psicológico desde que se produjeron los hechos, "hizo lo que debía" y que "cumplió en todo momento con su labor, conduciendo la camilla desde la cabeza y colocando los pies hacia adelante en el elevador".

Ernesto Sanguino anunció además que la denuncia que la familia va a interponer por estos hechos irá dirigida a la Junta de Andalucía, como responsable de la gestión del centro sanitario, y al propio hospital, así como al fabricante y la empresa de mantenimiento del ascensor.

El abogado ha señalado que tiene previsto reunirse pronto con la familia para perfilar algunos aspectos de la demanda, mientras que a primeros de septiembre se realizará la personación oficial en la causa, que desde el pasado lunes tramita el juzgado de instrucción número 1 de Sevilla.

Por último, Juan Manuel Cortés, padre de Rocío, quien se encontraba presente en la convocatoria de Marea Blanca junto con el marido de esta y otros familiares, dijo, como así se había denunciado en este acto, que los recortes "han influido, en un porcentaje alto, en que mi hija haya perdido la vida", añadiendo que, por tanto, se debe "meter mano en el asunto", empezando por la Junta y terminando por la empresa que se dedica a repasarlo todo del ascensor.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos