:::: MENU ::::

2 oct. 2017

  • 2.10.17
Las peores hipótesis parece que se confirman en relación con la búsqueda de restos humanos en el interior de una vivienda situada en el número 168 de la calle Cerro Blanco de Dos Hermanas. La Policía Nacional halló durante la madrugada de este lunes los restos de tres personas, que todo hace indicar que se corresponden con los cuerpos de Sandra Capitán, de su hija Lucía, de 6 años, y de la pareja sentimental de la primera.



La necesaria lentitud con la que se ha desarrollado toda la operación policial, una vez que se conoció que en dicha vivienda se podrían encontrar los restos de Sandra y de Lucía, ha hecho que la expectación en torno a este suceso haya sido aún mayor. Y es que la Policía Nacional ha necesitado de más de treinta horas de intenso trabajo para localizar los restos humanos que buscaba.

Todo se desató cuando a raíz de tres detenciones realizadas por el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, que investigaba la desaparición desde el pasado 16 de septiembre de Sandra Capitán y de su hija Lucía, uno de ellos llegó a confesar que sus cuerpos, junto con el de la pareja sentimental de la primera, de origen turco, se podrían encontrar en el interior de un pozo ciego ubicado en el patio de una vivienda de la barriada nazarena de Cerro Blanco.

Y allí que se desplazó la Policía en la tarde del sábado, llegando a registrar la vivienda indicada, situada en el número 168 de la calle Cerro Blanco, así como otra colindante, pero encontrándose con la dificultad material de que no eran capaces de acceder al interior del que se sospechaba que era el pozo, ya que una pesada losa de hormigón lo impedía.

En un primer momento pidieron ayuda al Ayuntamiento de Dos Hermanas, pero lo pesado de dicha losa hizo que recurrieran a la Unidad Militar de Emergencias, quien acudió con una máquina excavadora, con la que, con mucha dificultad, pudieron al menos comenzar el trabajo de levantamiento de la misma.



Y fue de madrugada cuando los trabajos dieron resultado, encontrándose, como se sospechaba, los restos de tres cuerpos, un hombre, una mujer y una niña, que, además, habían sido enterrados arrojándoles una importante cantidad de sosa cáustica. La Policía Científica ha procedido durante este tiempo a la inspección del lugar, así como a recoger toda la información posible que pueda llevar a confirmar la implicación de los detenidos, de los que de momento no se ha llegado a facilitar ninguna identidad.

Eso sí, este Diario Digital puede confirmar que los tres detenidos son vecinos de la barriada de Cerro Blanco, uno de ellos el ocupante de la vivienda en la que aparecieron los cuerpos, al que, según ha llegado a contar un conocido, se le conoce como 'El Pollino', de unos 35 años de edad.

Los cuerpos, que llevaban enterrados unos quince días y que se encontraban ya en avanzado estado de descomposición, fueron trasladados hasta el Instituto Anatómico Forense para proceder a la autopsia de los mismos y tratar de determinar la causa de la muerte.

Lo que sí parece confirmarse es que todo lo sucedido tiene relación con el tráfico de drogas, y por el hecho de que la pareja sentimental de Sandra, de origen turco, contaba con algún antecedente en este sentido, por cuyos hechos en algún momento tuvo pendiente un proceso de extradición que no llegó a ejecutarse.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos