:::: MENU ::::

13 nov. 2017

  • 13.11.17
El jugador J.P.F., perteneciente al equipo Cocinas Llorente, ha sido sancionado de forma indefinida por el Comité de Competición del Campeonato Local de Fútbol Sala de Dos Hermanas por agredir a un árbitro durante la disputa del partido celebrado el pasado 4 de noviembre ante el conjunto del Alicatados Rogu.



El Comité de Competición del Campeonato Local de Fútbol Sala, reunido el pasado 9 de noviembre, acordó sancionar al jugador J.P.F., autor de la agresión, de forma indefinida, aunque pasados tres años dicho castigo podría revisarse. Asimismo, se ha acordado dar por perdido el partido al Cocinas Llorente (0-3), además de una sanción de seis puntos, así como dos partidos de sanción al técnico del mismo y el descuento al equipo de 60 euros de su fianza.

El hecho tuvo lugar el pasado 4 de noviembre durante la disputa de un partido de fútbol sala en el polideportivo de Ramón y Cajal de Dos Hermanas correspondiente a la Liga Local de Fútbol Sala entre el Rogu y el Cocinas Llorente. Como ya se adelantó, en un momento del mismo el colegiado señaló un doble penalti -lanzamiento desde diez metros- a favor del Rogu cuando perdía por 1-2 ante el Cocinas Llorente, mostrando por ello tarjeta amarilla al jugador que cometió la falta.

En ese instante, este jugador, no conforme con la decisión, se dirigió al árbitro y le propinó un puñetazo en la cara y a continuación otro, cuando el agredido se encontraba de espalda, que le causó una lesión en la mandíbula que le hizo sangrar, siendo trasladado a un hospital, donde fue atendido.

Este hecho hizo que se suspendiera el encuentro -quedaban unos cinco minutos para finalizar-, así como el que se jugaba en una pista contigua después de que ambos equipos decidieran de forma voluntaria no seguir dada la gravedad del mismo. Asimismo, la Policía Nacional abrió también una investigación.

F. G. / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos