:::: MENU ::::

30 sept. 2016

  • 30.9.16
El Colegio de la Sagrada Familia, la comunidad de las Hijas de la Caridad y miles de nazarenos lloran este viernes tras conocerse la muerte en las primeras horas de la madrugada de Sor Presentación, una de las instituciones del citado centro educativo y una persona que se hizo querer por todos tras entregar su vida a la enseñanza y a ayudar a los más desfavorecidos.



Presentación Tobar Tobar, nacida en la localidad burgalesa de Tardajos en el año 1918, ingresó en la congregación de las Hijas de la Caridad con 17 años de edad, y dos años después llegó a Dos Hermanas, ciudad a la que permaneció ya siempre unida. Desde el primer instante comenzó a dar clases en el Colegio de la Sagrada Familia, labor que continuó hasta hace unos diez años, dándose la circunstancia de que nazarenos y nazarenas con casi 80 años de edad han acudido en la mañana de este viernes al citado centro, ubicado en la calle Real de Utrera, para recordar que fueron algunos de sus primeros alumnos.

Sor Presentación falleció en las primeras horas de la madrugada de este viernes en la residencia que las Hijas de la Caridad poseen en el interior del Colegio de la Sagrada Familia, en cuya capilla se encuentra expuesta para que todas aquellas personas que lo deseen puedan decirle el último adiós. En este mismo lugar, a las 18:30 horas, será oficiada una misa que estará presidida por don Lorenzo Nieto Frutos, ex párroco de Santa María Magdalena.

Desde el mismo momento en el que la noticia de su fallecimiento se conoció en Dos Hermanas, han sido cientos de personas las que han acudido hasta el Colegio de la Sagrada Familia para acompañar a toda su comunidad, la gran mayoría de ellos antiguos alumnos y alumnas de Sor Presentación, una persona que dejó una huella imposible de olvidar entre quienes la conocieron.

Y es que además de por su faceta como docente, Sor Presentación, que llegó a ser madre superiora de la Sagrada Familia, se distinguió en Dos Hermanas por su entrega a los más desfavorecidos, acudiendo durante años a la zona de Cerro Blanco con comida y ayuda que entregaba de forma generosa a todos los que lo necesitaban. Su presencia, igualmente, era permanente en la casa de las personas que se encontraban enfermas o impedidas.

Por esta entrega constante a los demás, por su dedicación a la enseñanza, el Ayuntamiento de Dos Hermanas le hizo entrega en el año 2006 del título de Hija Predilecta de la ciudad. La misa por su eterno descanso se celebrará este sábado, día 1 de octubre, a las 10:30 horas, en la Parroquia de Santa María Magdalena.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos