:::: MENU ::::

21 ene. 2018

  • 21.1.18
El C.W. Dos Hermanas sigue empecinado en lograr la permanencia en la máxima categoría nacional femenina. Y aunque este sábado inició la segunda vuelta de la Liga Iberdrola División de Honor con una dolorosa derrota ante el C.N. Terrassa por 8-9, la progresión experimentada en este arranque de año invita a ser optimistas de cara a los que resta de competición.



De hecho, las chicas dirigidas por el portugués Tiago Santos fueron capaces de igualar el marcador (7-7 y 8-8) tras un irregular inicio de choque en el que llegaron a perder en el comienzo del segundo cuarto de cuatro goles (1-5), desperdiciando en superioridad numérica el último ataque para lograr un empate que hubiera hecho justicia en el marcador del Centro Acuático del barrio de Montequinto.

La boya internacional Raquel Roldán se convertía en la MVP de un partido en el que ante su ex equipo lideraba a la escuadra nazarena con tres tantos, dos de ellos en los últimos minutos, que a la postre fueron insuficientes. Junto a ella, la campeona mundial y continental Lorena Miranda, autora de otros dos tantos, también asumía galones en los momentos de la verdad para un Dos Hermanas que perdía en el calentamiento por problemas físicos a su guardameta promesa Alba Roldán, destacada en la victoria de la jornada anterior ante la Escuela de Zaragoza.

Clara de la Torre asumió toda la responsabilidad del equipo sevillano bajo palos y a pesar de las dudas iniciales (1-4 al final de los primeros ocho minutos), fue creciendo con el paso de los cuartos, de la misma forma que sus compañeras en ambas zonas de la piscina, principalmente en defensa. De esta forma, el segundo parcial se saldó con tablas (2-5) y dió paso a un ilusionante tercer cuarto en el que Susana Díaz, rematando un 3-1, ponía a su equipo a un solo gol para hacer vibrar a los aficionados locales (5-6).

Y aunque el C.N. Terrassa se reactivaba en ataque en el cierre, la inercia favorable a las locales situó el empate hasta en dos ocasiones, dejando la resolución para los últimos tres minutos. Llegó entonces una vaselina, a la postre definitiva, de la visitante Cristina Cantero para desnivelar la balanza. Y aunque el último ataque nazareno llegó en superioridad, la presión pasó factura y una lluvia de brazos bloqueó el lanzamiento de María Roldán.

Con este resultado, el Dos Hermanas se mantiene décimo y último clasificado en la tabla con cuatro puntos, por los seis de Sant Feliú y Madrid Moscardó, que también han perdido esta jornada, 12-10 y 11-7 ante Zaragoza y Mediterrani, respectivamente.

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos